• sábado 28 de enero del 2023

Exculpados seis de los acusados del 'caso Cursach'

img

Acusaciones particulares solicitan la suspensión del juicio del 'caso Cursach'

La letrada Teresa Bueyes pide que el juez Penalva declare "para tener claro qué está en la causa"

La Abogacía de la Comunidad, representada por María Ángeles Berrocal, se quita como acusación en el juicio

PALMA, 13 Jun.

El Tribunal solicitado del juicio del 'caso Cursach' decidió, este lunes, absolver a seis de los acusados una vez que tanto Fiscalía como acusación especial hayan retirado los cargos y los abogados de la defensa hayan pedido su absolución.

En preciso, se habla del ex- directivo de la disco Tito's Jaime Lladó, el trabajador de Tito's Arturo Segade, el ex- policía Antoni Bergas, la ex- directiva general de Turismo Pilar Carbonell, el funcionario de la Conselleria de Turismo Bernardí Seguí y el funcionario del Ayuntamiento de Palma Julián Garau.

Con la absolución de estos acusados, en el banquillo de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares quedan 17 después que la Fiscalía modificase su escrito hace solamente un par de semanas. Precisamente, en la sección primera del juicio, al principio de las cuestiones anteriores, pidieron la nulidad del escrito del Ministerio Fiscal, algo que el Tribunal ha desechado.

Sin embargo, sobre la solicitud de la nulidad del proceso y la suspensión del juicio del 'caso Cursach' por la parte de la letrada Teresa Bueyes, a la que después se han adherido el resto de letrados de la acusación especial, el tribunal no se pronounció. De este modo, indicó que en el final de las cuestiones anteriores, se emitirá un coche donde se resuelvan todas y cada una.

En aspecto, la letrada Teresa Bueyes, encargada de representar a múltiples hombres de negocios de Magaluf, ha demandado que se vuelva a la etapa de instrucción por las "trampas y también irregularidades" en el desarrollo de instrucción de la causa, llegando a sugerir que podían seguir "del primordial encausado", en referencia a Bartolomé Cursach.

Esta afirmación ha causado que la juez que dirige el Tribunal le haya interrumpido para solicitarle que aporte pruebas si "charla de trampas" por la parte de la Administración de la Justicia. Como consecuencia, la letrada ha retirado esta acusación, pero ha demandado la suspensión del juicio y que el juez Manuel Penalva declare para tener "claro qué está en la causa".

Anteriormente, la letrada de la Comunidad Autónoma, representada por María Ángeles Berrocal. El juicio por el 'caso Cursach' empezó sobre las diez.16 horas en la Audiencia Provincial de Baleares con un total de 23 procesados y una rebaja de necesidades de penas de prisión para los primordiales imputados, el empresario de ocio nocturno Bartolomé Cursach y su mano derecha, Bartolomé Sbert.

Desde las 09.00 horas, los imputados fueron llegando a la Audiencia de Baleares, tal como los fiscales encargados del caso, Juan Carrau y Tomás Herranz. Uno de los últimos en ingresar al edificio del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) fué Cursach, quien lo hizo acompañado por su pareja.

Al comienzo del juicio, el tribunal ha preguntado a las distintas partes sobre la composición del mismo, que está que viene dentro por Samantha Romero, Rocío Martín y Gloria Martín. Ni acusación ni defensa se ha contrario.

A continuación, sobre las diez.45 horas, comenzaron las cuestiones anteriores del juicio. En primer rincón y tras ofrecer conocimiento de que los acusados están ilustrados sobre los escritos, el Ministerio Fiscal explicó la modificación de sus necesidades de penas y retiradas de delitos para ocho de los imputados --uno murió antes del juicio--.

Ante esto, el letrado de la acusación especial Álvaro Martín, ha manifestado su oposición a la rebaja de penas de la Fiscalía, tal como la letrada Teresa Bueyes, quien ha subrayado que resulta "asombroso" que a diez días del juicio se lleve a cabo un cambio "tan importante". "Jamás se vió un caso igual. No se contempla en la ley de enjuiciamiento civil", ha recalcado.

En cuanto a los abogados de la defensa, han apoyado la modificación del escrito de la Fiscalía y han afeado a las acusaciones particulares que soliciten la nulidad de este cambio en el escrito.

Desde este lunes, tanto Cursach como otros 22 imputados se sientan en el banquillo en la Sección Primera de la Audiencia Provincial, en un juicio que se prevé que dure hasta abril de 2023. Durante precisamente diez meses, se juzgará a cinco integrantes del Grupo Cursach, 4 gobernantes y 14 agentes de la Policía Local de Palma.

Las acusaciones particulares presentadas en la situacion sostienen su solicitud de condenas, pero el Ministerio Fiscal presentó, hace solamente un par de semanas, un nuevo escrito en el que quita la acusación contra ocho personas, una de ellas fallecida a lo largo de la etapa de instrucción judicial.

Además, la Fiscalía disminuye su solicitud de pena de prisión para Cursach a un año y medio tras no atribuirle un delito de cohecho activo continuado y de coartes. Inicialmente, la Fiscalía solicitaba ocho años y medio de prisión. Cabe rememorar que el empresario de ocio nocturno estuvo en prisión provisional por esta causa 14 meses, entre febrero de 2017 y abril de 2018.

En cuanto al 'número 2' de Cursach, otro de los primordiales acusados en un caso así, la Fiscalía asimismo rebaja su solicitud de pena de prisión a tres años y medio tras remover el delito de cohecho activo.

Igualmente disminuye la petición de prisión para el subinspector Bartolomé Capó (15 meses), los oficiales de la Patrulla Verde Gabriel Torres (tres años y medio), Feliciano Franco (un par de años), el policía Rafael Amengual (un par de años), el subinspector Carlos Tomás (prácticamente seis años) y el agente Daniel Montesinos (seis años y nueve meses).

El nuevo escrito firmado por los fiscales Juan Carrau y Tomás Herranz asigna delitos de pertenencia a conjunto criminal a Bartolomé Cursach, Bartolomé Sbert, Antonio Bergas, Bartolomé Capó y Gabriel Torres.

A el resto acusados, concluye que sus hechos son constitutivos de delitos como, por servirnos de un ejemplo, prevaricación administrativa, cohecho pasivo, activo, abuso de función pública por petición sexual, salud pública y revelación de misterios, entre otros muchos.

Estas novedosas conclusiones prescinden de sobra de 20 folios del relato firmado por nuestro Carrau y el fiscal Miguel Ángel Subirán --que va a ir a juicio por la instrucción eminentemente del 'caso ORA'-- a fines de 2018, cuyo eje primordial era el delito de cohecho al estimar que los acusados del conjunto Cursach "brindaron las normas y órdenes oportunas a fin de que se llevara a cabo la práctica frecuente de obsequiar u obsequiar a distintos gobernantes públicos que tenían competencias en temas que podían perjudicar la marcha de los negocios de ocio del conjunto".

Con todo, los fiscales tachan sobre el previo escrito cualquier referencia de beneficiar al entramado empresarial de Cursach y detalla las actuaciones y resoluciones "arbitrarias y también infundadas" de los causantes de la Policía Local de la Patrulla Verde y agentes que se dedicaron a lo largo de años examinar locales para producir "perjuicios económicos a distintos hombres de negocios".

Más información

Exculpados seis de los acusados del 'caso Cursach'