Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Fuerte incremento del precio del alquiler en Baleares, un 31,79% más respecto a 2022.

Fuerte incremento del precio del alquiler en Baleares, un 31,79% más respecto a 2022.

PALMA, 8 Ago.

El precio del alquiler en Baleares ha registrado un importante aumento durante julio, alcanzando un precio medio de 16,39 euros por metro cuadrado. Este incremento del 31,79 por ciento en comparación con julio de 2022 sitúa a Baleares como la región con los alquileres más caros del país, según revela el informe semestral de precios de alquiler de pisos.com.

La ciudad de Palma, por su parte, ha experimentado un aumento del 2,5 por ciento en julio, situando el precio medio en 16,57 euros por metro cuadrado. Esto coloca a Palma en el cuarto lugar de las capitales de provincia más costosas de España. Además, en comparación con julio de 2022, la subida en Palma ha sido del 33,6 por ciento, liderando los incrementos a nivel nacional.

A nivel nacional, el precio medio por metro cuadrado de un piso de alquiler en España durante julio de 2023 fue de 10,93 euros. Esto supone un aumento mensual del 0,28 por ciento y un incremento anual del 6,74 por ciento.

Ferran Font, director de estudios de pisos.com, ha destacado que los precios de alquiler continúan en constante aumento y es difícil prever cuándo se alcanzará un punto de inflexión. Además, ha señalado la falta de oferta como un factor agravante, mencionando que la retirada de viviendas en alquiler deja a muchas familias sin opciones. Incluso aquellos que ya viven de alquiler y desean cambiar de vivienda se ven afectados por la escasez de oferta en el mercado.

Font también ha mencionado que tradicionalmente, aquellos que recurren al alquiler lo hacen porque aún no tienen suficientes ahorros para comprar una propiedad. Sin embargo, a medida que los precios del alquiler se vuelven más inasequibles, la situación se prolonga, ya que los inquilinos destinan un porcentaje cada vez mayor de sus ingresos al pago de la renta, limitando su capacidad de ahorro y retrasando la posibilidad de convertirse en propietarios.