• miércoles 07 de diciembre del 2022

Hasta 15 tortugas marinas son atendidas en Baleares en lo que va de año por enmallarse en plásticos

img

PALMA, 19 Ago.

Un total de 15 tortugas marinas, de los 22 ejemplares que llegaron vivos este año al centro de la Fundación Palma Aquarium, tuvieron que ser atendidas gracias a estar enmalladas en plásticos, que pertence a las primordiales causas de entrada de estos ejemplares.

Así lo ha advertido en publicación oficial la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio, que ha incidido además de esto que todo avistamiento debe ser comunicado al 112.

Este viernes, tanto la Conselleria como la Fundación participaron en la suelta de una tortuga marina, que volvió al mar tras volver como estaba en el centro. El ejemplar, llamado Papaya, entró el pasado junio merced al avistamiento de un especial y en este momento fué devuelto al Parque Natural de Mondragó.

Papaya, de 35,7 kg, fue encontrada enmallada en las dos aletas precedentes y el cuello por una red espectro.

Desde la Conselleria se ha amado agradecer el trabajo que se hace desde el Centro de Recuperación de Fauna de Baleares (Cofib) y de la Fundación Palma Aquarium.

En este punto, han reiterado la relevancia de llamar al 112 si está un ejemplar herido para lograr arrancar el protocolo de salve y no desenmallarlas sin la supervisión de un profesional, puesto que se puede poner en riesgo al animal.

Cabe rememorar que el protocolo de salve de fauna marina clasificada establece que cualquier avistamiento de una clase cuidada con adversidades debe ser comunicado al 112. En la situacion de las tortugas marinas, se solicita salvar al ejemplar a fin de que logre ser atendido por los profesionales autorizados por la Conselleria pero, en ningún caso, se debe procurar desenmallar la tortuga.

En muchas oportunidades, esta causa hace infecciones en las aletas que se tienen la posibilidad de prolongar por todo el cuerpo, suponiendo un riesgo mortal si el pedazo de plástico que hace difícil la circulación no es extraído por un profesional.

El Cofib, por medio de Palma Aquarium, registró este año 48 varamientos de tortugas marinas y 16 cetáceos en aguas de Baleares. Por islas, en Mallorca se han atendido 27 tortugas, en Menorca otras diez, en Ibiza siete y en Formentera 4.

Además del enmallamiento, la segunda causa de entrada de las tortugas vivas es el consumo de plásticos. Así, 4 fueron salvadas por esta razón, una por atrapa accidental, otra por traumatismo y una por patología.

Más información

Hasta 15 tortugas marinas son atendidas en Baleares en lo que va de año por enmallarse en plásticos