• viernes 09 de diciembre del 2022

Hasta 57 proyectos públicas desiertas en Baleares por 59 millones gracias a costes desactualizados, según los constructores

img

El decreto estatal "tuvo una app nula" y el autonómico "es papel mojado y no se puede utilizar"

PALMA, 27 Sep.

Un total de 57 proyectos públicas, por un valor de 58,6 millones de euros, quedaron desiertas en Baleares a lo largo de 2022, según ha alertado este martes la Asociación de Constructores de Baleares, que asigna esto a la carencia de actualización de costos "como pide la ley".

Este recuento incluye a proyectos públicas que quedaron desiertas por lo menos en su primera licitación, más allá de que alguna puede haberse adjudicado con posterioridad con un incremento de presupuesto para amoldarse al encarecimiento de materiales. La mayoría corresponden a municipios.

Entre las decenas y decenas de proyectos que quedaron desiertos se muestran proyectos como institutos, casas de protección oficial, optimización de rutas, tal como instalaciones culturales y deportivas. Muchas están financiadas con fondos de europa.

En un aviso, la patronal apunta que o sea "un hecho insólito" y cree que la causa es que las licitaciones salieron sin los costos actualizados, con lo que "las compañías han asumido unos sobrecostes gigantes" por el incremento "desorbitado" de los costes de los materiales, los comburentes y la energía.

Basándose en datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) calculan que las proyectos generalmente se han encarecido mucho más de un 30 por ciento en las Islas.

En este contexto, los constructores avisan de que el decreto de revisión de costes estatal "tuvo una app nula", con mucho más del 86 por ciento de las proyectos excluidas de entrada en Baleares, al estar enfocado a enormes proyectos, al paso que "el decreto autonómico es papel mojado" y "no se puede utilizar al no tener los factores y la metodología publicados".

Por ello, denuncian que las constructoras "están en una situación de fragilidad y también indecisión absoluta al haber asumido unos sobrecostes que no son compensados". Según la patronal, muchas compañías eligen por no presentarse a las licitaciones al no licitarse con costos de mercado y ver que no van a poder elegir a las revisiones de precio.

En este contexto, la asociación informa de que la bajada de actividad afectará tanto al número de trabajadores contratados como a los compromisos comprados con el Plan de Restauración. Además presagia un "ineludible" aumento de pleitos, licitaciones desiertas y de proyectos paralizadas, tal como retrasos en la ejecución de contratos.

"Somos los primeros que queremos trabajar, pero en unas condiciones que no pongan en riesgo la viabilidad de las compañías ni los cargos laborales de nuestras plantillas", ha proclamado la presidenta de la asociación, Fanny Alba.

Las 57 licitaciones declaradas desiertas de enero a septiembre del 2022 en Baleares son 29 de municipios, ocho del Instituto Balear de Infraestructuras y Servicios de Educación, cinco del Instituto Balear de la Vivienda, tres del Consell de Mallorca, 2 de la Universitat de les Illes Balears, 2 de Serveis Ferroviaris de Mallorca, 2 de Aena y una del Consell de Menorca, IbSalut, Agencia Balear del Agua, Mutua Universal-Mugenat, Ministerio de Cultura y Administración general del Estado.

En relación a la licitación de la obra para la ejecución del emprendimiento de ampliación del metro al Parc Bit impugnado por esta asociación, SFM ha renunciado del trámite al no haberse anunciado ninguna compañía.

En cualquier situación, la patronal ha matizado que el Ibavi es "el único organismo que está atendiendo a las reclamaciones de revisión de costes de manera efectiva". En cambio, los municipios "prosiguen sin atender las peticiones de las compañías".

"Demandamos al Govern de que cumpla los pactos de la Mesa de Diálogo Social y con los constructores de Baleares y publique, sin más ni más dilación, los factores y la metodología para lograr enseñar las reclamaciones", han reivindicado desde la patronal.

Más información

Hasta 57 proyectos públicas desiertas en Baleares por 59 millones gracias a costes desactualizados, según los constructores