Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Hombre sentenciado por atacar a médicos en centro de salud de Palma: condena de prisión y multa económica.

Hombre sentenciado por atacar a médicos en centro de salud de Palma: condena de prisión y multa económica.

En el cacheo realizado al agresor se le encontró un puñal de 13 centímetros

PALMA, 19 Mar.

El Juzgado de lo Penal número 6 de Palma ha condenado a diez meses de prisión y a 4.578 euros de multa a un hombre que agredió a dos médicos de un centro de salud de la ciudad.

En detalle, ha sido condenado por un delito de atentado contra la autoridad (seis meses de prisión), un delito de lesiones (cuatro meses de prisión) y con una orden de alejamiento de cinco años del centro de salud donde se produjeron los hechos. Además, el agresor deberá indemnizar a las víctimas con 4.400 euros y 178 euros, respectivamente, en concepto de responsabilidad civil por las lesiones que causó.

Los hechos sucedieron en noviembre de 2022, en un centro de salud de Palma, cuando el hombre acudió al recinto sanitario con la intención de pedir explicaciones al facultativo a raíz de una actuación que éste había tenido con su mujer ese mismo día.

Según han indicado desde el Colegio de Médicos de Baleares (Comib), el ahora condenado entró en el despacho del médico con una actitud hostil, exigiendo explicaciones de por qué no había querido darle la baja a su esposa por incapacidad laboral. También le insultó y, tras revolverle su escritorio y lanzar al aire los papeles, le propinó un bofetón en la cara, intentando además darle un puñetazo.

El médico, con la intención de evitar que le continuara agrediendo, trató de inmovilizarlo rodeándole con sus brazos y consiguió sacarle de la consulta, recibiendo más insultos y amenazas de muerte.

Por el revuelo que se estaba produciendo, se acercó al lugar otra doctora, quien intentó evitar la persistencia de la situación y recibió otra bofetada por parte del marido de la paciente.

En el cacheo realizado al agresor, en el momento de su detención, se encontró en uno de sus bolsillos un puñal con una hoja de 13 centímetros de longitud, según ha recordado el Colegio.

Tras la agresión, los médicos afectados pusieron los hechos en conocimiento de los servicios jurídicos del Comib para acogerse al protocolo de agresiones previsto en estos casos por la institución colegial. El Colegio se personó como acusación particular en defensa de los doctores, que fueron representados por la abogada Marian Fuster.

Según el artículo 550 del Código Penal español, agredir a un médico de la sanidad pública cuando está trabajando es considerado un delito de atentado contra la autoridad.

El Comib ha advertido que se personará como acusación particular en todas las denuncias relacionadas con agresiones, psíquicas o físicas, a los profesionales en el ámbito laboral y ofrece a todos los médicos de Baleares asesoría jurídica inmediata y directa cuando sufren agresiones.