• domingo 25 de septiembre del 2022

Juzgan a un hombre por maltratar de manera continua a su ex- pareja pese a tener condena y orden de alejamiento

img

Las agresiones fueron continuas a lo largo de un par de años, aun le llegó a disponer una app en el móvil inteligente para controlar con quién se encontraba en todos y cada instante

PALMA, 19 Jun.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares evalúa, este miércoles desde las diez.00 horas, a un hombre acusado de romper una orden de alejamiento para continuar maltratando, pegando, insultando e inclusive hiriendo sexualmente a su ex- pareja en Manacor.

La Fiscalía asigna al encausado múltiples delitos en teoría realizados entre 2019 y 2021 por los que solicita un total de 22 años y seis meses de prisión. Además, pide que no logre tener armas a lo largo de nueve años y medio y no se aproxime a menos de 500 metros de la víctima a lo largo de 29 años.

Así mismo, el Ministerio Fiscal pide la medida de independencia observada a lo largo de ocho años y una indemnización de 12.000 euros por daños a la víctima, tal como una multa de 22 meses a razón de 12 euros períodico.

El hombre, culpado previamente por el juzgado de Manacor por delito de pésimos tratos contra exactamente la misma víctima, quebrantó, según el escrito del fiscal, la orden de alejamiento y se puso en contacto con ella, en el último mes del año de 2019, para charlar sobre su relación.

A partir de ahí, empezó a golpearla por asaltos de celos. El Ministerio Fiscal mantiene de qué manera el hombre "no aceptó la separación y continuó llamando" a la mujer a fin de que lo perdonara.

En entre los encuentros, exactamente el mismo aprovechó y le instaló una app en el móvil inteligente para controlar sus movimientos, aun le charlaba por medio de exactamente la misma. "Si te quitas la app, te voy a matar enfrente de los ojos de tus hijas", le ha dicho el acusado a la mujer, según el fiscal.

"Con una clara intención de posesión sobre la víctima", redacta el fiscal, "de desprecio sobre su condición de mujer y de no reconocimiento de la autonomía", logró sostener su control a través del móvil inteligente hasta el momento en que ella quitó la app y el hombre se presentó en su casa.

Al principio, decidió plañir pero después se la llevó a una región rocosa donde la hirió sexualmente hasta hacerla devolver. Desde entonces, la Fiscalía arguye que la mujer se siente cancelada y ha perdido su trabajo, su familia y su historia.