• viernes 09 de diciembre del 2022

La Audiencia juzgará en el tercer mes del año al entrenador de rugby acusado de abusos a una jugadora individuo que aún no ha alcanzado la edad adulta

img

PALMA, 14 Sep.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares juzgará en el tercer mes del año a un entrenador de rugby acusado de abusos a una jugadora del aparato individuo que aún no ha alcanzado la edad adulta. La Fiscalía solicita para él seis años de prisión.

El acusado se encontraba mencionado este miércoles por la mañana a una perspectiva en la Audiencia para examinar un viable acuerdo que evitase la celebración del juicio, lo que implicaría admitir los delitos que se le imputan para hallar una rebaja de la condena. Este acuerdo quedó descartado y la Audiencia ha fijado el juicio para el 22 de marzo de 2023.

El acusado era el entrenador de un aparato de rugby en Mallorca y en 2016, en el momento en que tenía 22 años, fue designado solicitado del aparato alevín sub-14 del que formaba parte la víctima, que tenía entonces 12 años.

La Fiscalía acusa al hombre de haberse aprovechado de la superioridad que le proporcionaba su condición de entrenador, puesto que, según la acusación, se había transformado en un líder para la menor por conocerla desde la niñez, "ser el rugby su pasión y su vocación de resultar jugadora profesional". El fiscal resalta asimismo la diferencia de edad "y por consiguiente de avance sensible, cognitivo y popular".

De este modo, el fiscal mantiene que el acusado, a veces en los que estaba con la pequeña en solitario después de los adiestramientos o a lo largo de los viajes del aparato, presuntamente le dio palmadas y caricias en el trasero, besos en la comisura de la boca, abrazos extendidos en los que le rozaba los senos y masajes en las partes interiores de los muslos con intentos de lograr y tocarle la región genital.

También recopila que al finalizar ciertos partidos, en teoría se sentaba a sus piernas con el motivo de felicitarla por su buen juego y le señalaba los tanguitas que le agradaba que llevara.

La Fiscalía asimismo incluye en su escrito que hasta 2019 sostuvo diálogos de WhatsApp "con intención de sexualizar gradualmente los vínculos y la manera de tener relaciones" con la menor, tratando que le enviara fotografías desviste o proponiéndole hallarse en solitario para sostener relaciones íntimas o aun sostener sexo con otros hombres. En diciembre de 2019 el padre de la menor interpuso una demanda frente a la Guardia Civil.

La Fiscalía acusa al hombre de un delito continuado de abusos sexuales a menor de 16 años con prevalimiento de relación de superioridad, y aparte de la pena de prisión solicita una inhabilitación a lo largo de diez años para cualquier profesión que conlleve contacto regular con menores de edad. También demanda una orden de alejamiento de 500 metros y una medida de independencia observada a lo largo de seis años.

Además, el fiscal expone una indemnización de 6.000 euros en término de daños morales, de la que asimismo debería contestar la asociación deportiva.

Más información

La Audiencia juzgará en el tercer mes del año al entrenador de rugby acusado de abusos a una jugadora individuo que aún no ha alcanzado la edad adulta