• sábado 24 de septiembre del 2022

La cría de buitre negro en Mallorca sigue en registros históricos

img

Desde la puesta en marcha del plan de restauración la clase mantuvo una inclinación efectiva

PALMA, 3 Sep.

La cría de buitre negro en Mallorca sigue en unos registros históricos, tras haber finalizado este año con 33 polluelos triunfantes.

Según informó la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio este sábado en una publicación oficial, la cría de buitre negro del año vigente ha finalizado con 33 polluelos triunfantes, de las 41 parejas que se han censado este 2022 en la Serra de Tramuntana. Estos ejemplares jóvenes empiezan a arrancar el vuelo en este momento, a lo largo de septiembre, unos 4 meses tras haber nacido.

El número de polluelos es afín al del 2019, en el momento en que se alcanzó el máximo, 34, desde el momento en que se inició el recuento por vez primera, a causa de la puesta en marcha del plan de restauración, en 1982. Ese año se cifraron 20 ejemplares y se confirmaba que había peligro de extinción de la clase. Desde entonces, la evolución fué efectiva sabiendo que entre 1980 y 1985 se identificaron cinco nidos y no llegaban a los 2 polluelos volados al año.

En cuanto al buitre leonado, se han contabilizado 21 polluelos, seis de los que han nativo de la novedosa región de cría descubierta, este verano, mucho más hacia el interior de Mallorca. El lugar de una exclusiva región de nidificación podría ser la causa de tener otros seis polluelos con en comparación con año pasado, en el momento en que se contaron 24 conjuntos que sacaron adelante a 15 polluelos. Esta cifra es afín a la que se registró en los cinco años precedentes.

Éste es el resultado del recuento que realizan los Agentes de Medio Ambiente para el Servicio de Protección de Especies, y que está en el ámbito del rastreo sosprechado en el Plan Terrasse de Recuperación, Conservación y Seguimiento de las rapaces diurnas de Baleares.

Además, entre las actuaciones del Proyecto ARES II --Actuaciones de restauración de Especies Silvestres-- se han marcado 2 polluelos de buitre negro con transmisores GPS para entender mejor su biología y sus movimientos por la isla en pos de comida y dispersión, información que puede ser escencial como, por servirnos de un ejemplo, en temas de seguridad aérea.

Los datos del actual año 2022 comprueban el cuidado de las dos ciudades. Sin embargo, desde Medio Ambiente pidieron "tomar en consideración que esta clase pone un solo huevo al año y las afecciones en las ubicaciones de cría tienen la posibilidad de realizar fracasar la puesta". Por este fundamento, pidieron "respetar los caminos y las limitaciones de paso en los espacios naturales".

Además, el último censo de la población total de buitre negro, en el mes de octubre pasado, contabilizó 332 ejemplares, el triple que diez años atrás, en el momento en que se censaron 123.

Actualmente, el buitre negro está fuera de riesgo crítico merced al programa de restauración iniciado hace 40 años. En estos instantes figura como vulnerable en el Catálogo Balear de Especies Amenazadas y la meta es sostener la clase hasta lograr un nivel demográfico conveniente.