• sábado 24 de septiembre del 2022

La juez del caso Cursach advierte que el Tribunal "no aceptará ningún género de presión"

img

La presidenta de la Sala ha respondido de esta manera a las insinuaciones de "falta de imparcialidad" del letrado Gaspar Oliver

PALMA, 20 Jun.

La jueza Samantha Romero ha advertido este lunes, a lo largo de la continuación del juicio del caso Cursach, que el Tribunal "no aceptará ningún género de presión", después de las afirmaciones efectuadas por el letrado Gaspar Oliver en las que ha pedido la expulsión de la acusación especial y ha insinuado una "falta de imparcialidad".

"Nos encontramos accediendo en una activa que no es soportable, al mucho más mínimo accionar extraño, presión o cualquier cosa que observemos en nuestra vida frecuente, va a ser denunciado", dijo Romero a lo largo de la sesión, conmemorada en la Sección Primera de la Audiencia Provincial.

"Vamos a llegar hasta el desenlace, actuaremos en la legalidad en todo instante", ha añadido la presidenta de la Sala, mientras que Oliver ha expuesto su "seguridad total" en el Tribunal.

Previamente, el letrado había señalado que el juicio era "ingobernable", que la instrucción era dominada y que ámbas acusaciones particulares eran "instrumentales" y actuaban sobre sus intereses y los del juez Manuel Penalva y del fiscal Miguel Ángel Van a subir.

Por su parte, el fiscal Juan Carrau ha considerado que la expulsión de las acusaciones particulares "sería bastante radical" y que la cuestión anterior de falta de imparcialidad citada por Oliver extiende las presentadas por otros letrados.

En exactamente la misma línea se expresó entre los abogados de la acusación especial, quien ha remarcado que no posee intención de instrumentalizar la causa.

"Si hubiera atisbo de duda, lo último que deseo es dañar a mis presentados pues yo esté sentado aquí, conque me apartaré si se ven perjudicados", ha concluido.