• jueves 18 de agosto del 2022

La modificación de la LECO dejará suspender licencias y privilegios para resguardar los valores naturales

img

El Consell de Govern aprueba el Proyecto de ley para actualizar la Ley de conservación de espacios de importancia ambiental

PALMA, 27 Jun.

El Consell de Govern ha aprobado este lunes el Proyecto de ley por el que se altera la Ley para la conservación de los espacios de importancia ambiental (LECO), que dejará, por ejemplo cuestiones, suspender licencias y privilegios para resguardar los valores naturales de estos espacios.

"Se da un paso mucho más al cumplimiento de entre los pactos de Bellver en temas de medio ambiente y piensa una actualización mucho más que precisa sobre una ley que se aprobó en 2005", dijo en rueda de prensa el conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir.

En preciso, indicó que esta actualización quiere hallar múltiples objetivos primordiales. Por un lado, busca "unificar, armonizar y facilitar" el régimen jurídico aplicable al trámite de elaboración de los distintos proyectos ambientales y de declaración de los espacios naturales protegidos, incorporando, además de esto, los principios y directivas de la normativa de ingreso a la información y participación pública en temas de medio ambiente.

También se introduce toda una sucesión de mecanismos para asegurar y ofrecer un impulso a que la acción administrativa y las políticas públicas se orienten hacia la consecución de los objetivos de la Estrategia de la Unión Europea sobre Biodiversidad 2030.

En este punto, el conseller ha remarcado que se tienen dentro, "por vez primera", puntos "indiscutibles" de esta época, "como el cambio climático o en lo concerniente a especies invasoras".

La presente Ley se compone de 22 productos, siete disposiciones auxiliares, una predisposición derogatoria y una predisposición final.

Entre los productos, desde el Ejecutivo autonómico han señalado el líder al nuevo régimen de protección precautoria, que establece que a lo largo de la tramitación de un plan de ordenación de los elementos naturales (PORN), de una región de particular protección para las aves (ZEPA) o de un espacio de interés comunitario (LIC) de la Red Natura 2000, se van a poder suspender licencias municipales o parar la tramitación de proyectos urbanísticos con incidencia sobre el territorio.

Asimismo, se van a poder inmovilizar explotaciones en curso y suspender privilegios y concesiones mineras. Esto solo se va a poder en la situacion de daños medioambientales o amenaza inminente de daños y a través de acuerdo del Consell de Govern correctamente justificado.

En este sentido, las medidas de protección cautelar que se aplican a lo largo del trámite de tramitación de alguna figura de protección se alargan a las figuras de europa de la Red Natura 2000 (LIC y ZEPA).

Es decir, en el instante en que se comience a gestionar alguno de estos métodos y hasta el momento en que se aprueben, es imposible dar ninguna autorización que deje modificar el medio sin un informe conveniente. Hasta en este momento, esta protección solo se aplicaba a la tramitación de los proyectos de ordenación de elementos naturales, explicó Mir.

Preguntado por un caso de muestra de actuación de suspensión de explotaciones o licencias, el conseller ha remarcado las que están en el dominio público marítimo terrestre, "donde en ocasiones hay disyuntivas".

"Era un tema no resuelto y aquí lo procuramos emprender desde un paraguas jurídico", ha continuado el conseller, que ha reiterado que "el Consell de Govern va a tener la aptitud de saber si una actividad es amenazante para los valores y elementos naturales en esos espacios donde hay proposiciones de protección".

Por otro lado, la modificación introduce la creación del Catálogo de especies exóticas invasoras de las Islas, el impulso de la restauración ambiental, la creación de un protocolo en temas de bioseguridad y de un fondo de patrimonio natural de Baleares.

"La experiencia del Govern es clarísima, si en frente de la llegada de una clase invasora se actúa contundentemente desde el primer instante, se va a tener la aptitud de atenuar y terminar con esta", ha señalado el conseller.

"Si no se actúa con diligencia, la problemática ambiental puede derivar en secuelas fundamentales para especies de flora y fauna en Baleares", ha añadido.

Asimismo, en la normativa se prevé la presentación de un emprendimiento de ley del patrimonio natural de las Islas frente al Parlament en un período de 4 años desde la entrada en vigor de la modificación de la LECO.