• miércoles 07 de diciembre del 2022

La presidenta Armengol y el vicepresidente Yllanes visitan las proyectos del primer autoconsumo compartido de Consell

img

El emprendimiento producirá cien kW de energía y va a poder abastecer 60 casas, aparte de al propio polideportivo y al Ayuntamiento

PALMA, 13 Jun.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, y el vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, han visitado este lunes las proyectos del primer autoconsumo compartido de Consell, un emprendimiento que producirá cien kW de energía y va a poder abastecer a 60 casas, aparte de al propio polideportivo y al Ayuntamiento.

Según informó el Govern en una publicación oficial, la presidenta Francina Armengol y el vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, han visitado este lunes las proyectos de instalación de placas fotovoltaicas sobre pérgolas en el estacionamiento del polideportivo de Consell, el primer emprendimiento de autoconsumo compartido del ayuntamiento.

Esta instalación, situada en el estacionamiento nuevo del polideportivo, fué impulsada por el Instituto Balear de la Energía (IBE), prevé la generación de cien kW de energía limpia y va a poder abastecer a 60 casas de un radio de hasta 500 metros de distancia de la instalación que hayan pedido ser parte de exactamente la misma, aparte de al propio polideportivo y al Ayuntamiento del concejo. De hecho, 30 kW de los cien generados van a ser para empleo del consistorio.

El periodo de inscripción para este emprendimiento acabó el 15 de mayo y los particulares elegidos van a poder consumir la electricidad de la instalación fotovoltaica por un periodo de un año prorrogable hasta 4, instante en que se abriría una exclusiva convocatoria. El ingreso a la energía producida por esta instalación va a suponer un ahorro para cada familia de 275 euros por año por kW contratado.

Este emprendimiento se enmarca en las políticas para acrecentar la implantación de energías renovables y de democratización de la energía que está realizando el Govern. Tiene un presupuesto de 656.235,54 euros mucho más IVA, que aportarán el Instituto Balear de la Energía con fondos del Impuesto de Turismo Sostenible, el Consell, la Dirección General de Energía y el Ayuntamiento. El período de ejecución de las proyectos va a ser de seis meses y medio.

La presidenta Francina Armengol explicó que "desde la pasada legislatura este Govern está impulsando la transición ecológica justa pues Baleares está en situación de urgencia climática", con lo que "son primordiales políticas como ésta y muchas otras".

Armengol ha defendido, además de esto, la colaboración institucional que vuelve posible esta instalación, una idea "que va a ayudar a muchas familias a tener una energía limpia y mucho más económica", aparte de sospechar un cambio de pensamiento en "la manera que se tiene de comprender de qué manera se tienen que consumir y emplear unos elementos que son finitos".

Por su parte, el vicepresidente y conseller Juan Pedro Yllanes ha señalado que "el propósito no es otro que el de abaratar la factura de la luz y combatir contra la pobreza energética".

Además, ha añadido, "esto piensa los primeros pasos en generación y comercialización de energía producida por una compañía pública de Baleares, como es el IBE, operando en régimen de autoconsumo. El ahorro para una familia es de 275 euros por año por kW contratado".

"Quede claro: este Gobierno está democratizando la energía y empoderando a la ciudadanía y este emprendimiento lo revela. Me agradaría regresar a poner énfasis que este año se prevé multiplicar por seis los proyectos de autoconsumo compartidos como éste y llegar a una treintena mucho más", enfatizó.

Armengol y Yllanes estuvieron acompañados del directivo general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava; el gerente del IBE, Ferran Rosa, y el alcalde de Consell, Andreu Isern.

Hay que apuntar que a lo largo del año 2021 el IBE invirtió 750.000 euros en seis proyectos de autoconsumo compartido de energía del sol fotovoltaica, de dimensiones medias, que generarán un total de 460 kW en toda Baleares, entre aquéllos que resaltan los puestos en marcha en Santa Eugenia y el anunciado últimamente en ses Salines. Para el año 2022, el IBE tiene sosprechado arrancar un total de 41 proyectos en todas y cada una de las Islas, de los que 27 están en Mallorca y favorecerán a mucho más de 1.700 casas y mucho más de 165 compañías.

En este sentido, se han instalado o se instalarán sobre repletas de centros académicos, parking o solares, y se va a abrir el consumo de esta electricidad cien% verde a usuarios que estén situados en un radio de 500 metros de estas instalaciones. El IBE ha firmado con todos los municipios convenios de colaboración mediante los que se cederá la utilización de espacios para la instalación de las placas solares fotovoltaicas y se garantizará el suministro de parte del consumo a instalaciones municipales.

Este programa tiene la meta de extenderse en los próximos años y llegar a un máximo de ayuntamientos. De hecho, el IBE reinvertirá el retorno económico de estas instalaciones para impulsar nuevos proyectos de autoconsumo compartido en Baleares.

Más información

La presidenta Armengol y el vicepresidente Yllanes visitan las proyectos del primer autoconsumo compartido de Consell