Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

"La veda de la pesca de 'raors' finaliza este viernes hasta marzo"

La cantidad de pesca permitida por licencia y día es de 50 unidades, con un máximo de 300 por embarcación

PALMA, 31 Ago.

La veda para la pesca de 'raor' se levanta este viernes, 1 de septiembre, hasta el 31 de marzo, ya que su pesca está prohibida desde el 1 de abril hasta el 31 de agosto con el fin de proteger la especie y de asegurar una pesca sostenible.

Según ha informado la Conselleria de Agricultura, Pesca y Medio Natural este jueves en una nota de prensa, la cantidad de pesca permitida por licencia y día es de 50 unidades, con un máximo de 300 unidades por embarcación.

El director general de Pesca, Antoni Grau, ha explicado que "la pesca del 'raor' es principalmente de carácter recreativo". En este sentido, ha querido resaltar que "en las Islas hay más de 12.000 licencias de embarcaciones recreativas, ya que, de manera profesional, son pocas las personas que se dedican, y las que sí, lo hacen de manera ocasional".

La declaración de las capturas es obligatoria para las embarcaciones de recreativos en todas las reservas marinas de Baleares y se puede hacer a través de la aplicación para móviles (Diario de Pesca Recreativa -DPR-) o en papel.

Asimismo, todas las embarcaciones que pesquen en las reservas marinas del archipiélago tendrán que tramitar la autorización para pescar dentro de las mismas, una tramitación que es gratuita y que se puede hacer por Internet en la web de la Conselleria.

Desde la Conselleria han recordado que "la veda del 'raor' se estableció por primera vez en el año 2000 y se extendía hasta el 31 de julio; desde entonces, en base a criterios biológicos, se ha ido ampliando y complementando con otras medidas".

Por ejemplo, en las reservas marinas de Mallorca se ha establecido un anzuelo mínimo de 5,7 milímetros para su captura. Como resultado de todas estas medidas y del "elevado grado de cumplimiento de la veda", la presencia de la especie y las capturas se han mantenido en todas las zonas de pesca, con un incremento medio del 20 por ciento en la talla de los peces.