• martes 27 de septiembre del 2022

Las proyectos para prosperar la seguridad, disponibilidad y eficacia energética del albergue La Victoria comenzarán en otoño

img

PALMA, 3 Ago.

La Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes, a través del IbJove, ha adjudicado las proyectos de reforma para progresar la seguridad, disponibilidad y eficacia energética del albergue de la Victoria, en Alcúdia, a la compañía constructora Bauen, que va a arrancar las actuaciones en otoño.

En aspecto, está pensado que comiencen entre septiembre y octubre del actual año y que tengan una duración de unos 12 meses. El presupuesto total es de 2,27 millones de euros, y una sección (1,67 millones) procede del Impuesto de Turismo Sostenible.

En publicación oficial, la Conselleria explicó que la intervención dejará que el albergue cumpla los requisitos normativos recientes y logre reabrir. Así, ciertas actuaciones que se van a llevar a cabo son la supresión de barreras arquitectónicas, la construcción de una segunda escalera de urgencia y la optimización de la eficacia energética del edificio y sus instalaciones.

Además, con las proyectos se lograrán espacios de carácter didáctico y pedagógico, cosa que va a facilitar el ocio entre los jóvenes y va a suponer progresar este recurso único para el ocio educativo de las Islas. Los arquitectos del emprendimiento son Toni Gelabert y Gonzalo del Val.

Algunas de las actuaciones primordiales se van a llevar a cabo en el patio central del edificio con la meta de hallar explotar la integridad del espacio.

Por un lado, se edificará una exclusiva y enorme rampa con apariencia de serpentina que recorrerá una gran parte del patio acompañada de un banco-barandilla y otra serie de elementos que servirán para dinamizar el espacio para el ocio juvenil.

Por otro lado, asimismo se edificará una escalera de urgencia que se erigirá como un tótem natural. Será una construcción respetuosa con el medio ambiente, hecho de madera, que va a quedar dentro en el paisaje, han señalado desde el Govern.

El emprendimiento asimismo prevé proteger y adecuar los elementos edificantes de arquitectura clásico del edificio. De este modo, se respetará la construcción de arenisca, las repletas de tejado cerámico, las contraventanas habituales de madera y los suelos de baldosa hidráulica. Además, la integridad de las creaciones novedosas van a ser asimismo sostenibles y respetuosas con el ambiente.

Para asegurar la eficacia energética se instalarán placas fotovoltaicas, se asegurará el hermetismo de las ventanas y se cambiará el sistema de calefacción para marchar mediante una caldera con acompañamiento del sol.

Cabe rememorar que el edificio que acoge el albergue es una construcción que se inauguró en 1964 y que ya hace mucho más de 50 años está gestionado por el Govern.

A lo largo de todos estos años fue juntando pequeñas reformas que hacían viable su desempeño, hasta el momento en que en el mes de julio de 2019 se debió cerrar por seguridad y por la imposibilidad de amoldarse a la normativa.

Más información

Las proyectos para prosperar la seguridad, disponibilidad y eficacia energética del albergue La Victoria comenzarán en otoño