Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Le Senne se une a PSIB y MÉS en busca de una reforma rápida del reglamento para enfrentar a los rebeldes.

Le Senne se une a PSIB y MÉS en busca de una reforma rápida del reglamento para enfrentar a los rebeldes.

El partido no confirma ni desmiente la autenticidad de una carta interna que contiene graves acusaciones hacia Jorge Campos, exlíder de Vox en las Islas Balears.

El presidente del Parlament balear, Gabriel Le Senne, ha logrado posponer su expulsión del Grupo Parlamentario Vox gracias a informes jurídicos pendientes. Además, ha apoyado una reforma exprés del reglamento de la Cámara junto al PSIB y MÉS, que permitiría que los cinco diputados díscolos pasen a ser no adscritos.

La Mesa del Parlament ha analizado los escritos presentados por la portavoz de Vox, Idoia Ribas, que expulsaban a Le Senne y a la presidenta del partido en las Islas, Patricia de las Heras.

En caso de que se concrete la expulsión de Le Senne, este perdería su puesto como presidente, ya que los miembros de la Mesa dejan de serlo al dejar de pertenecer a su grupo parlamentario. Aunque en un principio se daba por hecho que sería cesado, Le Senne ha ordenado dos informes jurídicos para analizar la legalidad de su expulsión y quién puede proponer candidatos para su reemplazo.

La propuesta de Le Senne de no ejecutar la expulsión por el momento ha sido aprobada por unanimidad en la Mesa del Parlament, que cuenta con la participación del PP y PSIB.

MÉS per Menorca ha anunciado su intención de impugnar esta decisión y advierte que la Mesa podría incurrir en prevaricación. Según su portavoz, Josep Castells, no hay margen para interpretaciones y la salida de Le Senne debería haber sido automática.

La reforma del reglamento de la Cámara presentada por MÉS per Mallorca ha sido aceptada por la Mesa y se elevará al pleno. Le Senne la ha considerado muy oportuna. Sin embargo, esta propuesta no ha quedado incluida en el orden del próximo pleno, aunque la Mesa se reunirá nuevamente el viernes para considerarla en una segunda convocatoria.

La reforma plantea que cuando los diputados abandonen la formación política con la que fueron elegidos, la Mesa pueda tomar medidas para que pasen a ser no adscritos. Esta propuesta refleja lo que ya se establece en las leyes para los ayuntamientos y Consells Insulares.

MÉS per Mallorca ha solicitado a las demás fuerzas políticas que actúen con responsabilidad y apoyen esta reforma, ya que no es posible que tránsfugas expulsados o suspendidos de militancia se apoderen de un grupo parlamentario.

Para que la reforma se apruebe, es necesario el apoyo del PP o, como mínimo, su abstención, ya que los cinco diputados díscolos se opondrán. El portavoz adjunto de Vox, Sergio Rodríguez, ya ha expresado su oposición. Por su parte, el portavoz del PP, Sebastià Sagreras, no ha querido comentar la propuesta hasta analizarla detenidamente.

El PSIB ha respaldado esta reforma y ha instado al PP a posicionarse, acusándolo de apoyarse en tránsfugas para mantener el poder. Los socialistas creen que la modificación podría llevarse a cabo en un plazo relativamente corto si hay voluntad.

Por otro lado, MÉS per Menorca se opone a esta reforma, aunque comparte su intención de combatir el transfuguismo. Consideran que los partidos son responsables de las situaciones que enfrentan y no deberían tener la responsabilidad de salvar a Vox de los críticos de Vox.

La diputada de Unidas Podemos en el Parlament balear, Cristina Gómez, reconoce que existe una laguna en el reglamento y aunque no le gustan las circunstancias en las que se impulsa esta reforma, no se opondrá a su tramitación.

La Mesa del Parlament ha encargado un segundo informe jurídico para determinar quién puede proponer candidatos a la presidencia de la Cámara. Según el reglamento, los candidatos deben ser propuestos por el mismo grupo que propuso al miembro saliente.

Los diputados díscolos de Vox consideran que solo ellos pueden designar al candidato, que probablemente será uno de los cinco. Por su parte, Le Senne señaló que su nombre también fue propuesto por el PP. El PSIB interpreta que ellos también pueden presentar su propio candidato y ya han anunciado su intención de hacerlo.

El PP no ha querido pronunciarse sobre si apoyará la candidatura del bloque de Idoia Ribas y ha insistido en que Vox debe solucionar sus problemas internos. Sin embargo, en un momento dado, Sagreras mencionó que el acuerdo de investidura con Vox establecía que el presidente del Parlament sería del Grupo Parlamentario Vox, pero no profundizó en el tema cuando se le preguntó.

En cuanto a los cinco diputados díscolos, Sagreras se refirió al hecho de que no han sido formalmente expulsados del partido, aunque minutos antes, Idoia Ribas confirmó que ya les han informado sobre la apertura de un expediente disciplinario.

La izquierda ha culpado a Marga Prohens del caos generado por la crisis interna de Vox y le ha pedido que aclare con quién gobernará en el resto de la legislatura.

Por su parte, el PP se ha mostrado cauteloso y no se ha pronunciado sobre situaciones futuras, como las negociaciones si se consuma la expulsión de los diputados díscolos de Vox o a quién apoyarán como candidato a la presidencia del Parlament si Gabriel Le Senne es cesado.

En relación al caso de Jorge Campos, ha trascendido un documento de seis páginas con graves acusaciones hacia el exlíder de Vox en las Islas Balears. El texto fue enviado a varios medios desde una cuenta de correo anónima y supuestamente fue remitido por Patricia de las Heras a la dirección nacional de Vox.

Hasta el momento, ninguna fuente del partido ha querido confirmar la autenticidad del documento, aunque tampoco lo han negado. El diario Diario de Mallorca informa que ha confirmado su veracidad.

El escrito acusa a Campos y su pareja de dirigir el partido como si fuera su cortijo personal y de tratarlo como algo de su propiedad. Además, señala que el partido facturó aproximadamente 33.000 euros en exceso a una productora, cuyo administrador también recibía remuneración como asesor parlamentario.

En la carta se afirma que Campos se endeudaba para mantener un estilo de vida lujoso a costa del partido y por eso insiste en no perder el control sobre él.

El informe también acusa a Campos de grabar conversaciones privadas con miembros nacionales del partido, incluyendo a Santiago Abascal, y menciona que su pareja fue la que instigó una denuncia contra la número 2 de Vox en Palma, Sandra Barceló, por una agresión a otra mujer. Barceló recibió una multa y dejó su cargo de regidora en diciembre pasado.