• viernes 09 de diciembre del 2022

Lucía Muñoz (Unidas Podemos) remarca que ciudades como Palma precisan la Ley de Startups para diversificar su economía

img


PALMA, 3 Nov.

La miembro del congreso de los diputados de Unidas Podemos en el Congreso por Baleares Lucía Muñoz ha defendido este jueves la Ley de Fomento del Ecosistema de Empresas Emergentes, mucho más famosa como la Ley de Startups, insistiendo que "una localidad como Palma, condicionada por el hecho insular y por la dependencia del turismo, precisa esta ley para alentar la diversificación de la economía y también impulsar un sistema de innovación propio".

La que asimismo es aspirante de Unidas Podemos a la alcaldía de Palma en 2023 ha intervenido en el pleno del Congreso teniendo en cuenta la novedosa ley "una parte clave para impulsar la innovación y la dinamización de la economía nacional".

Según informó Unidas Podemos en una publicación oficial, la miembro del congreso de los diputados ha sostenido que la ley "va a tener un encontronazo positivo en la inversión de compañías emergentes, en el avance de la I D i y en la consolidación de compañías originales".

"Pensamos que este emprendimiento de ley cumplirá con su doble propósito: promover el ecosistema de las compañías emergentes en España desde la creación de una compañía hasta su consolidación, y alentar la inversión en compañías emergentes y nuevos negociantes digitales y transformar a este país en un polo de atracción en todo el mundo", aseguró la miembro del congreso de los diputados.

En representación del conjunto confederal de Unidas Podemos - En Comú Podem - Galicia en Común, la miembro del congreso de los diputados explicó desde la tribuna del Congreso ciertas primordiales noticias de esta ley, que considerará como startups aquellas compañías que sean originales, de novedosa creación o con una antigüedad de hasta cinco años generalmente, o de siete años en la situacion de compañías de biotecnología, energía y también industriales; que tengan su sede popular, lugar persistente y la mayor parte del empleo en España; que no hayan distribuido dividendos y no sean cotizadas, y que tengan capital de hasta cinco millones de euros.

Se hacen más fácil los trámites para la creación de estas compañías y a lo largo de los tres primeros años, se les exonera de la causa de disolución por pérdidas similares o que produzcan un desequilibrio familiar. Además, se prevé un régimen fiscal "muy conveniente", según la miembro del congreso de los diputados, tanto para la compañía y sus inversores para sus trabajadores.

Con todo, la miembro del congreso de los diputados ha letrado por que el impulso de las startups y de las scaleups "no se instrumente única y de forma exclusiva mediante provecho fiscales, eludiendo conque la caja del Estado decrezca y se produzcan virtudes competitivas sobre el resto de compañías". "Nuestro sistema tributario peca de falta de justicia y progresividad en lo que al impuesto sobre sociedades tiene relación. En este sentido, pensamos que en este emprendimiento de ley se hizo un óptimo trabajo pues se logró lograr un equilibrio entre las diferentes solicitudes que se hacían por la parte de los agentes y conjuntos parlamentarios", dijo.

Muñoz asimismo ha valorado "hallar que un emprendimiento revolucionario logre formarse como una cooperativa o una sociedad laboral". "Pretendemos ofrecer cabida y empuje a este género de actividad empresarial, donde los intereses de tipo económico se tienen dentro con los de carácter popular", ha subrayado.

Más información

Lucía Muñoz (Unidas Podemos) remarca que ciudades como Palma precisan la Ley de Startups para diversificar su economía