Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Madre que intentó matar a sus hijos admite culpa y culpa a la falta de estabilidad económica

Madre que intentó matar a sus hijos admite culpa y culpa a la falta de estabilidad económica

La madre que intentó matar a sus dos hijos en Manacor, ha admitido los hechos este miércoles en el juicio. Según su confesión, suministró benzodiacepinas a los menores para que se durmieran y luego intentó asfixiar a la adolescente en dos ocasiones. La acusada alegó que cometió estos actos desesperados debido a su situación económica precaria. La Fiscalía ha reducido su petición de pena a 16 años de cárcel por un delito de tentativa de homicidio y otro de lesiones, ya que las cantidades de benzodiacepinas administradas eran insuficientes para causar la muerte.

La madre, visiblemente afectada, expresó su arrepentimiento y declaró su amor hacia sus hijos durante el juicio. Afirmó que cometió "esa atrocidad" porque se encontraba en una situación desesperada y sin un techo donde vivir. Añadió que nunca quiso hacerles daño a sus niños y que solo deseaba protegerlos del sufrimiento y las miradas críticas.

El padre de uno de los niños que presenció los hechos, relató ante el Tribunal cómo la mujer le confesó que los había envenenado a ella y a los menores. Según sus palabras, ella admitió haber hecho "una locura". Cabe destacar que la pareja ya no convivía junta, pero aún residían en la misma casa.

El agente de Policía que testificó en el juicio también corroboró los hechos. Relató cómo acudieron al hospital tras recibir un aviso y hablaron con la hermana de la acusada, quien les informó de que su madre lo había vuelto a intentar. El testimonio del padre también respaldó esta versión.

El juicio reveló que la madre tenía numerosos medicamentos en su domicilio, incluyendo pastillas de benzodiacepinas. Además, se encontró una caja de veneno para ratas, que parecía haber sido utilizada, así como pruebas de que la sospechosa había manipulado la comida de los tres con veneno para animales.

La médico forense que testificó afirmó que las dosis de benzodiacepinas encontradas en los niños eran bajas y no letales. Sin embargo, los menores sufrieron intoxicación medicamentosa y tuvieron que ser ingresados en una UCI pediátrica.

El fiscal imputa a la mujer un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de lesiones. Además de la pena de cárcel, se solicita una orden de alejamiento por 12 años en favor de los menores, una indemnización de 6,350 euros, libertad vigilada y la retirada de la patria potestad.