• sábado 24 de septiembre del 2022

Mir advierte que Baleares se encara en los próximos años a un "coctel molotov" en temas de administración del agua

img

El conseller de Medio Ambiente y Territorio confía en aprobar los PORN del Parc de Llevant y Es Trenc antes del final de legislatura

Miquel Mir resalta la aceptación y acogida del servicio de supervisión y protección de la posidonia

El responsable de Medio Ambiente emplaza a los municipios a tomar medidas contra la proliferación de piscinas y las fugas de agua

PALMA, 4 Sep.

El conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, aseguró que la fragmentación territorial, la sepa de agua dulce fluvial, la peculiaridad de agua subterránea, la carencia de lluvias y las puntas de presión antrópica transforman la administración de los elementos hídricos en el primordial reto ambiental --un coctel molotov", en expresiones del conseller-- de los próximos años en el contexto de la urgencia climática y la masificación turística.

En una entrevista concedida a Europa Press, Mir ha reconocido que en ciertos instantes de presión humana, masificación turística y puntas de demanda en instantes sin precipitaciones el recurso está "con seriedad puesto en compromiso" si bien, reclama, se están tomando medidas.

El responsable de Medio Ambiente ten en cuenta que el agua se encuentra dentro de los elementos que mucho más peligro está acusando en el grupo del mundo y singularmente en el Mediterráneo.

En este sentido, el conseller se ha referido a ciertas medidas contenidas en el Plan Hidrológico, que está en etapa final de aprobación.

Así, resalta como "medida esencial" que el desarrollo urbanístico va a estar supeditado a la disponibilidad del recurso. "No es posible que en las escasas bolsas de desarrollo, todavía hoy se prosigan creando viviendas sin tomar en consideración si hay o no agua libre. Es inconcebible", apunta.

Al mismo tiempo, asimismo destaca que el Plan emplaza a los municipios --las gestiones locales son quienes tienen mucho más competencias sobre los elementos hídricos-- a que en los planteamientos urbanísticos se actúe "contra la proliferación de piscinas".

En exactamente la misma línea, el conseller asimismo lamenta la considerable suma de agua que se desaprovecha por las fugas y también insta a "impulsar y priorizar" políticas en este sentido si bien, acepta, "son actuaciones caras, complicadas y que no acostumbran a ofrecer votos".

Miquel Mir asimismo destaca que el Plan Hidrológico hace un llamamiento a aumentar la reutilización y la utilización de aguas regeneradas siempre y cuando resulte posible. Sobre esto, añade que la prueba en Sant Lluís (Menorca) para infiltrar agua "increíblemente buena" en un acuífero está yendo realmente bien.

Por otra sección, el conseller expresa su seguridad en que antes que concluya la legislatura se aprueben los proyectos de ordenación de los elementos naturales (PORN) del Parc de Llevant --al lado de la ampliación del Parque Natural de la Península de Llevant-- y el de Es Trenc, cuya tramitación se vio perjudicada por el estallido de la pandemia.

"Si no podría haber sido por la Covid-19 estas 2 medidas hace cierto tiempo que estarían aprobadas", asegura.

Con todo, el encargado de Medio Ambiente resalta otros "jalones históricos" en temas de protección territorial aprobados en la legislatura como la ampliación y el primer PORN de s'Albufera, la creación del Parc Natural de es Trenc, la multiplicación por diez de la protección de Cabrera y la aprobación de 11.700 hectáreas de novedosas Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

En este sentido, destaca la relevancia de finalizar la transferencia de Costas, "por soberanía y por congruencia en la planificación", que dejará eludir medidas de avance como las aplicadas en los últimos 40 o 50 años.

También en materia legislativa, Mir hace un óptimo cómputo de la app de la ley de restos, que entró en vigor hace mucho más de un año. "He visto en persona hechos de diez.000 o 12.000 personas sin vasos tirables o botellas de plástico y eso es un orgullo", asegura.

El conseller admite que aún queda sendero por recorrer hacia el "resto cero" pero destaca que "la balanza se ha invertido". También tiene relación en exactamente el mismo sentido a la supresión por medio de la Ley de turismo y a instancias de su Conselleria de los útiles de bienvenida de un uso de los hoteles, "algo que no se observa fuera de Baleares".

Miquel Mir resalta del mismo modo la consolidación del servicio de protección de la posidonia desde la entrada en vigor del decreto en 2018.

El conseller afirma que la aceptación por la parte de los patrones de las embarcaciones en el momento en que reciben información sobre los sitios de fondeo, que cada vez haya menos rectificaciónes y que se esté acrecentando el número de llamadas de navíos que preguntan por la cuestión antes de fondear "es el mayor éxito".

El conseller recuerda la "presión sociable" de los primeros años y dado que se va a llegar a calificar al Govern de "terroristas ambientales" y de "estimar terminar con el campo náutico".

"En el momento en que iba a la facultad solo charlaban de la posidonia los 4 que la estudiaban y los ecologistas, en este momento hay poca gente que no sepa lo que es", arguye.

El conseller repudia, no obstante, las críticas de ciertas entidades ecologistas que avisan de la carencia de medios y elementos y hace hincapié en que hoy entre las embarcaciones dedicadas de forma exclusiva al servicio como de otros organismos, hay treinta navíos que pertenecen a un dispositivo "contundente".

Sobre la temporada de incendios, Mir se expone "sensato" en el momento de llevar a cabo un cómputo del verano en Baleares a pesar de que los factores sean "positivos".

El conseller afirma que los buenos datos son un mérito técnico y no político merced a tener de los mejores operativos de prevención de toda España.

Aún de esta forma, insta a tomar en consideración que los incendios mas graves de los últimos años en Baleares, como el s'Albufera en el mes de septiembre 2020, tuvieron rincón fuera de la temporada de prominente peligro.

En todo caso, Miquel Mir lamenta que a escala mundial "los incendios hayan venido para quedarse", según los especialistas y los académicos. Recuerda que cada vez son mayores pues tienen mucho más aptitud de comburente, mucho más intensos por las considerables masas rústicas y rurales descuidadas y peligrosos por la dispersión de las urbanizaciones.