• domingo 25 de septiembre del 2022

Mucho más de 172.000 estudiantes van a arrancar este lunes el curso en Baleares

img

PALMA, 11 Sep.

El curso escolar 2022-2023 comienza este lunes 12 de septiembre en Baleares con 172.970 estudiantes inscriptos en educación infantil, principal, ESO, FP y Bachillerato, según datos de la Conselleria de Educación y Formación Profesional.

La cifra es algo inferior a la del año pasado, en el momento en que a inicios de curso había inscriptos 173.482 estudiantes. Este curso había 512 estudiantes inscriptos menos, algo que la Conselleria asigna primordialmente a la bajada de la natalidad.

Con todo, podemos destacar que el desarrollo de matriculación prosigue abierto para estudios como la Formación Profesional o el Bachillerato a distancia.

Del total de estudiantes, 51.000 corresponden a centros concertados. Por géneros de estudios, 28.489 están en segundo período de infantil, 65.967 en Primaria, 46.480 en ESO, 2.003 en FP básica, 13.265 en Bachillerato, 9.556 en FP de nivel medio y 7.210 en FP de nivel superior.

Por islas, 138.082 corresponden a Mallorca, 13.557 a Menorca, 20.161 a Ibiza y 1.170 a Formentera --sin integrar datos de centros privados no concertados--.

Las clases empiezan en un total de 421 centros públicos y concertados, con 16.870 plazas enseñantes, de las que 13.069 son de centros públicos y 3.811, concertados. Este curso hay unos 560 instructores mucho más que el curso pasado.

La primordial novedad para este curso es que va a ser el primero de app de la Lomloe o 'Ley Celaá'. Los nuevos currículos van a estar actuales este año para todo infantil y los tutoriales impares de principal, secundaria y bachillerato. Desde el pasado marzo unos 1.500 instructores recibieron capacitación sobre los métodos de estudio.

Otra de las noticias es la gratuidad en 5.274 plazas de la etapa 2-3 años, 3.924 de ellas en internet pública y 1.350 en la complementaria, en 158 centros. Esta medida va a suponer una inversión de 18,6 millones de euros, con un gasto de 2.500 euros por alumno. También se ha sosprechado un aumento en la dotación de los módulos de las etapas 0-1 y 1-2 años.

Además, a lo largo de este curso 2022-2023 los alumnos de Baleares van a dejar atrás las limitaciones derivadas de la pandemia de COVID, más allá de que los institutos proseguirán con prácticas como el filtrado de aire o el lavado de manos. Asimismo, la pandemia ha supuesto un impulso a la digitalización; se han comprado 5.000 salas digitales y se van a repartir 15.000 gadgets para familias atacables.

Por otra sección, el curso incorporará con 280 sendas de transporte escolar y 351 automóviles, que dan un servicio a un total de 139 centros con 15.492 plazas. Asimismo, se ha pensado una inversión de ocho millones de euros este curso para ayudas comedor y de 2,8 millones de euros para compra de libros de artículo.

El curso escolar comienza con 94 salas modulares ('barracones') y con las licitaciones previstas se van a poder sacar algo mucho más de una veintena. Durante el verano se realizaron 64 proyectos en 60 centros académicos de Baleares por valor de mucho más de diez millones de euros, y en el último período de tres meses de 2022 está sosprechado licitar las proyectos de cinco nuevos centros: CEIP Inca, CEIP Palma B, CEIP Campos, CEIP Can Picafort y el Conservatorio de Menorca.

Han finalizado las proyectos en cinco centros nuevos: CEIP Son Macià, IES Santa Maria, CEIP Ses Planes (Sant Josep de Sa Talaia), CEIP Alcúdia y CEIP Sant Ferran (Formentera). Además, este curso se integran 2 centros al programa conduzco para sugerir ESO en centros de principal: Gabriel Vallseca y Aurora Picornell.

El 23 de septiembre empezará el curso para los estudiantes en ciclos formativos básicos de nivel medio y superior. Los estudiantes de las academias de arte se incorporarán a las clases desde el 29 de septiembre, y el 30 de septiembre comienza el curso en centros de enseñanza de mayores y conservatorios de música y danza. Finalmente, el 4 de octubre empiezan las academias oficiales de lenguajes y enseñanzas deportivas.

En cuanto a la vuelta al cole en Palma, sosprechada para este lunes, la regiduría de Educación, trabajó, en colaboración con múltiples áreas del Ayuntamiento y los centros institucionales para "hacer más simple unos ámbitos institucionales seguros", diseñando accesos seguros a los centros y poniendo marcha ideas como tutoriales o talleres de seguridad viaria.

El área de Seguridad Ciudadana, en coordinación con Educación y Movilidad Sostenible, ha ordenado, como de año en año, el operativo de tráfico y seguridad, tal es así que la Policía Local, en colaboración con la Policía Nacional velará por la seguridad tanto en las entradas como en la salida de los centros. Este año asimismo se incorporará con la existencia de la Policía Nacional en ciertos puntos de Palma para efectuar tareas similares con la seguridad ciudadana.

Para efectuar el dispositivo de tráfico, las academias de Palma y los puntos de circulación se van a dividir en tres categorías (A, B, C), según las pretensiones de cobertura establecidas. Estas categorías se han predeterminado según con criterios objetivos, que atienden al género de vía, el volumen de tráfico, el sentido de circulación, el género de semáforo que hay a la vía, la agilidad máxima establecida y el género de centro.

En líneas en general, va a haber 31 puntos de categoría A, que se deben contemplar siempre y en todo momento, 39 de categoría B y 69 de categoría C, que se cubrirán, dependiendo de la disponibilidad de efectivos de forma rotatoria.

Movilidad Sostenible alterará la regulación semafórica activando el plan de regulación de época escolar. Esto significa que en las horas de entrada y salida de academias tienen prioridad semafórica los pasos de viandantes, favoreciendo la circulación de los peatones.

Además, en lo que se refiere a la EMT, este lunes, coincidiendo con el comienzo del curso, alterará sus horarios, adaptándolos a la demanda de la ciudadanía. De este modo, se acrecentarán las frecuencias y la conectividad a los primordiales corredores de la región, adaptándose a la movilidad escolar, esto es, a aquellas líneas que frecuentemente se utilizan para contemplar zonas institucionales, reforzándolas en hora punta.

En preciso, las líneas que aumentarán su continuidad de paso van a ser la L5, que une Rafal Nou y Plaza Progés; la L7, que conecta Son Gotleu con Son Serra, Sa Vileta y Son Vida; la L8, que va de Son Roca a Sindicato; la L12, de Sa Garriga a Nou Llevant; la L24, que une la Antigua Prisión con Nou Llevant; la L29, que conecta Son Espases con Plaça Progrés; la L39, que va de Son Espases al Palacio de Congresos y la L3, del Pont d'Inca a la plaza Joan Carles I --que pasa de 20 a diez minutos de continuidad--.