Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Posible colapso en el control de viajeros del aeropuerto de Palma, según advertencia de técnicos de aduanas

Posible colapso en el control de viajeros del aeropuerto de Palma, según advertencia de técnicos de aduanas

PALMA, 15 Dic.

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han advertido que el control de viajeros en el aeropuerto de Son Sant Joan, en Palma, se encuentra en riesgo de colapsar.

En un comunicado, los técnicos han deducido que este colapso se debe al encadenamiento de una serie de bajas médicas "provocadas por el deterioro del clima laboral tras la entrada en vigor, en septiembre de este año, de unas decisiones erráticas de la Delegación especial de la AEAT de Baleares".

En concreto, han explicado que el servicio de viajeros de la aduana del Aeropuerto de Palma recae únicamente en cinco técnicos que deben prestar el servicio en las 24 horas durante todos los días del año, de los cuales cuatro de ellos ya padecen un daño diagnosticado en su salud que les mantiene en situación de baja médica (IT), causada por la decisión de cambiar los tradicionales cuadrantes semestrales de horarios y turnos de trabajo por otros mensuales en los que se multiplican los turnos al reducir la duración de los mismos, y cada mes se cambian comunicándolos apenas una semana antes.

Según Gestha, estos cambios son "caprichosos" al haberse adoptado sin una justificación, "lesivos" porque impiden la conciliación y multiplican los desplazamientos al aeropuerto, y "tóxicos" porque el 80 por ciento de los técnicos de este servicio "sufre el síndrome del trabajador quemado".

Además, han señalado que la propia Delegación de la AEAT de Baleares admite que, con los nuevos cuadrantes mensuales, hay días en los que no se realiza ningún tipo de control de viajeros en el aeropuerto, por el que han pasado más de 30 millones de personas entre enero y noviembre de este año; es decir, un volumen de pasajeros sólo superado en los aeropuertos de Madrid y Barcelona.

El secretario general de Gestha, José María Mollinedo, ha solicitado a la AEAT que "investigue la situación de los trabajadores conforme al Procedimiento PRO-SAL 1300 de investigación de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, de manera que se determinen las causas que han desencadenado y generado los daños en su salud, y adopte las medidas correctoras que las elimine, así como las de cuidar y proteger a los trabajadores afectados y facilitar su recuperación, conforme a la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales".