Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Prohens, en silencio sobre el catalán en el servicio público, pero promete preservar derechos lingüísticos.

Prohens, en silencio sobre el catalán en el servicio público, pero promete preservar derechos lingüísticos.

La presidenta del Govern balear, Marga Prohens, ha dejado sin especificar si eliminará el requisito de conocimiento del catalán para ejercer funciones en la administración pública, a excepción del sector sanitario. Sin embargo, sí ha asegurado que se garantizarán los derechos lingüisticos de todos los ciudadanos. Esta declaración se produjo durante el pleno del Parlament balear, cuando Prohens respondió a una pregunta del portavoz parlamentario de MÉS per Mallorca, Lluís Apesteguia.

Prohens ha señalado que el Govern también tiene que garantizar otros tipos de derechos y ha mencionado como ejemplo el servicio de Oncología del Hospital de Can Misses de Ibiza. Para cumplir con estos derechos, ha explicado que se han mejorado las retribuciones y se ha eliminado el requisito lingüístico, algo que estaba en el programa de Govern. No obstante, ha puntualizado que se ofrecerán cursos de capacitación en catalán a través del Institut d'Estudis Baleàrics.

Apesteguia ha señalado que la eliminación de este requisito implica la pérdida del derecho a ser atendido en cualquiera de las dos lenguas oficiales y ha criticado que siempre se opte por eliminar el derecho de los catalanoparlantes. Además, ha destacado que esta medida no estaba en el programa electoral del PP, lo que, en su opinión, significa que Prohens ha cedido a los intereses de Vox.

En respuesta, la presidenta ha leído una directriz que postergaba la implantación del requisito lingüístico en el ámbito sanitario del exdirector del IBSalut, Manuel Palomino, argumentando que el Govern del Pacte eximía este requisito. Prohens ha afirmado que esta legislatura no estará marcada por la confrontación lingüística.

El diputado del PSIB, Carles Bona, también ha interrogado al Govern sobre si cumplirá con el Estatut d'Autonomia y el acuerdo de investidura entre PP y Vox. En respuesta, la consellera de Presidencia y Administraciones Públicas, Maria Antònia Estarellas, ha afirmado que el Gobierno balear cumplirá con ambos textos y ha criticado que el Govern anterior no exigiera el conocimiento del catalán como requisito o mérito para la estabilización de los funcionarios.

Bona ha destacado que es responsabilidad de los funcionarios aprender catalán, ya que los derechos deben ir acompañados de deberes. Si alguien no entiende un idioma, argumenta, no puede garantizar su derecho.