Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Refugios del Consell de Mallorca registran récord de 34,000 pernoctaciones en 2023, un aumento del 23% respecto al año anterior.

Refugios del Consell de Mallorca registran récord de 34,000 pernoctaciones en 2023, un aumento del 23% respecto al año anterior.

PALMA, 8 Mar.

El aumento del turismo en los refugios de montaña de la red del Consell de Mallorca ha sido notable en 2023, con un total de 33.848 pernoctaciones registradas, lo que supone un incremento del 23,4% con respecto al año anterior y establece un récord en términos de ocupación.

La red de refugios, compuesta por seis establecimientos en fincas públicas que ofrecen 332 plazas, es gestionada por la institución insular, según se informó en un comunicado oficial.

Durante el año, el refugio más visitado fue el de Tossals Verds con 7.185 pernoctaciones, seguido por So n'Amer con 6.675, Can Boi con 6.149, Muleta con 5.162, Pont Romà con 4.578, y finalmente Galatzó con 4.099.

La primavera -abril y mayo- y el otoño -octubre- son las épocas del año con mayor afluencia de excursionistas en los refugios, alcanzando niveles de ocupación cercanos al lleno total. Durante el pasado puente de la Constitución, se registró un pico de pernoctaciones que casi duplicó las cifras del año anterior.

Pedro Bestard, vicepresidente segundo y conseller insular de Medio Ambiente, Medio Rural y Deportes, ha destacado el aumento de visitantes en los refugios y lo atribuyó al creciente interés en el senderismo y en disfrutar de la naturaleza.

En cuanto a las nacionalidades de los visitantes, los españoles representan el 45,16% de las pernoctaciones en 2023, mientras que el 54,84% corresponde a visitantes extranjeros. Alemanes (23,46%) y franceses (7,05%) son las nacionalidades más frecuentes, seguidas por visitantes de Chequia (4,49%), Reino Unido (3,81%), Bélgica (3,67%) y Dinamarca (2,53%). En total, los refugios recibieron visitantes de 58 países diferentes.

Durante la temporada baja, los visitantes son predominantemente españoles, mientras que en temporada alta la proporción de visitantes extranjeros, especialmente alemanes y franceses, se equilibra. El refugio de Galatzó, inaugurado en febrero del año pasado, logró superar los 4.000 visitantes, demostrando el interés creciente en estos alojamientos.