Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Son Espases se ve obligado a reprogramar cirugías con ingreso debido a la sobrecarga asistencial.

Son Espases se ve obligado a reprogramar cirugías con ingreso debido a la sobrecarga asistencial.

El Hospital Universitario Son Espases, en Palma, ha tenido que reprogramar las intervenciones quirúrgicas que requieren ingreso debido a la presión asistencial causada por el aumento de virus respiratorios comunes en esta época del año. Esto se ha llevado a cabo como parte del plan de contingencia del hospital y se ha activado únicamente este jueves, según fuentes del Servicio de Salud balear (IbSalut).

Las fuentes del IbSalut han destacado que son muy pocas las operaciones afectadas y que esta medida solo ha sido implementada para el día de hoy. El hospital, que experimentó una alta presión asistencial el miércoles pasado, ha explicado que ha reprogramado las intervenciones quirúrgicas con ingreso o sin ingreso.

En relación a los planes de contingencia de los hospitales públicos de Baleares, el IbSalut ha señalado que se pusieron en marcha en diciembre para estar preparados ante un posible aumento en la demanda de atención médica debido a los virus respiratorios propios de la temporada.

En el marco de estos planes, el Hospital Son Espases ha abierto 15 camas adicionales esta semana, sumándose a las 24 camas activadas en el Hospital Son Llàtzer la semana pasada y a las 12 camas abiertas en diciembre. Además, el Hospital de Manacor ha activado 5 camas, lo que suma un total de 56 camas adicionales. Esta medida ha requerido la contratación de 40 profesionales en el Hospital Son Llàtzer y 36 en el Hospital Son Espases.

El Hospital San Juan de Dios también ha acordado poner a disposición del IbSalut un total de 30 camas para derivar pacientes si es necesario. Además de la activación de recursos profesionales y camas, los planes de contingencia incluyen un protocolo de activación del servicio de emergencias 061, que deriva a los pacientes según la capacidad de atención de cada hospital.

En situaciones de mayor presión asistencial, se agilizan las altas para reducir al mínimo el tiempo entre la liberación de una cama y su ocupación por otro paciente. Para lograr esto, se intenta que los trámites administrativos sean lo más rápidos posible, al igual que la disposición de las camas.

En cuanto a las estadísticas, el IbSalut ha informado que entre el 1 y el 17 de enero de 2024, los hospitales públicos de Baleares han atendido un total de 22,965 pacientes en sus servicios de urgencias, en comparación con los 22,690 pacientes atendidos en el mismo periodo del año anterior. Esto demuestra que este año se ha atendido a más pacientes en urgencias, pero se ha mantenido el ritmo de las intervenciones quirúrgicas en los hospitales, con un aumento del 17% en el número de operaciones programadas durante la primera quincena de 2023 en comparación con el mismo periodo del año anterior.

En conclusión, los hospitales de Baleares han tenido que tomar medidas para hacer frente a la presión asistencial causada por el aumento de virus respiratorios, reprogramando algunas intervenciones quirúrgicas. A pesar de esto, han logrado mantener un buen ritmo de operaciones y han implementado planes de contingencia que incluyen la apertura de camas adicionales y la contratación de más profesionales sanitarios para hacer frente a la demanda.