Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

"Tasa de virus respiratorios en declive por primera vez en cinco semanas en Baleares"

La tasa de incidencia de virus respiratorios en Baleares ha registrado una disminución por primera vez en cinco semanas, situándose en 242 casos por cada 100.000 habitantes en la tercera semana del año. Esto representa una caída de casi 37 puntos en comparación con la semana anterior, cuando el archipiélago alcanzó los 279 casos por cada 100.000 habitantes. Es importante destacar que esta es la primera vez que Baleares experimenta una curva descendente desde mediados de diciembre pasado.

Cabe mencionar que la tasa semanal de incidencia de las Infecciones Respiratorias Agudas (IRAS) había estado en constante aumento desde la semana 49 de 2023, llegando a los 279 casos por 100.000 habitantes en la semana 2 de 2024. Sin embargo, en la tercera semana del año, se ha roto esta tendencia al alza, confirmando que Baleares sigue la misma tendencia a la baja que el resto de España.

A nivel nacional, el país continúa experimentando un descenso constante de la actividad gripal en todo el territorio. En la semana 3 de 2024, la tasa de casos por cada 100.000 habitantes se reduce a 717,3, en comparación con los 933,3 de la semana anterior. Este descenso se observa en todas las comunidades autónomas, según indica el informe epidemiológico semanal del Instituto de Salud Carlos III.

En cuanto a la epidemia de gripe estacional, Baleares se encuentra en un nivel bajo de intensidad, de acuerdo con los umbrales basados en las diez temporadas epidémicas anteriores. Tras ajustar el cálculo de las tasas de gripe para tener en cuenta la información recibida de los profesionales centinelas y del laboratorio, la estimación de la tasa global de gripe pasa de 107 casos por cada 100.000 habitantes en la semana 2 del año a 109,4 casos por cada 100.000 habitantes en la semana 3, manteniéndose en el umbral de baja intensidad.

En relación al COVID-19, la tasa global en Baleares se sitúa en 15,9 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la tasa de virus sincitial respiratorio es de 8,5 casos por cada 100.000 habitantes.

A pesar de la tendencia descendente en la incidencia de virus respiratorios, Baleares mantendrá la obligatoriedad de usar mascarillas en los centros de salud, ya que según los requisitos ministeriales, se necesitan dos semanas consecutivas de disminución para retirar esta medida. Según fuentes de la Conselleria de Salud, una vez que se cumpla este requisito, se tomarán las decisiones correspondientes.