• sábado 24 de septiembre del 2022

Un jurado festeja este martes el juicio por el incendio del edificio 'okupa' de Ibiza en el que murió una mujer

img

La Fiscalía solicita 36 años de prisión para los 2 acusados, que presuntamente comenzaron el fuego por una venganza

PALMA, 19 Sep.

Un jurado empezará este martes, en la Audiencia Provincial de Baleares, el juicio por el grave incendio de un edificio 'okupa' de Ibiza en el mes de mayo de 2019, en el que murió una mujer de 59 años.

La Fiscalía acusa a 2 hombres de haber iniciado el fuego para vengarse de un individuo que radicaba en el edificio tras una discusión, y solicita una lástima de 18 años de prisión para cada uno por un delito de incendio con riesgo para la vida de la gente en certamen con múltiples delitos de lesiones y uno de homicidio.

El hecho sucedió sobre las 12.40 horas del 13 de mayo de 2019, una vez que entre los acusados discutiera con entre los habitantes del edificio, un inmueble en construcción.

Presuntamente, mientras que uno observaba, el otro encendió y arrojó un encendedor, pese a comprender que en el sitio vivían varias personas. La Fiscalía señala en su escrito que las llamas se extendieron a alta velocidad gracias a la dirección del viento y a las condiciones de habitabilidad de las dependencias, que estaban separadas por lonas.

Además, el edificio cobijaba 27 cocinas, ciertas de ellas con 2 botellas de gas butano que padecieron pérdidas y explotaron por el efecto del calor, actuando "como lanzallamas", según el fiscal.

Así, el incendio se extendió por la planta baja y la primera planta del edificio. La destrucción fue tal que la investigación no ha podido saber los focos específicos. El fuego quedó completamente extinguido a las 20.20 horas tras la intervención de los Bomberos de Ibiza.

Como consecuencia del hecho una mujer de 59 años que radicaba en la segunda planta murió por la inhalación de substancias tóxicas creadas por el incendio. El cadáver fue localizado entre los restos del edificio a lo largo de las trabajos de extinción. Otros habitantes resultaron damnificados por quemaduras de segundo nivel, intoxicación por humo y aplastamiento, que requirieron de ingreso en la UCI.

El fuego provocó una esencial destrucción en el edificio, daños que fueron indemnizados al dueño por una empresa aseguradora por un valor de 7.600 euros. La empresa aseguradora demanda que los acusados respondan por esta cantidad.

Igualmente, se solicita una indemnización para el Consell por los costos de los Bomberos (5.000 euros), y también indemnizaciones de 15.000 hasta 62.000 euros para los perjudicados por las lesiones.

Finalmente se demanda una compensación de 19.000 euros para todos los 4 hermanos de la mujer fallecida.