Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Una estación hidrométrica se instala en el torrente de Son Xorc para controlar inundaciones en Campos.

Una estación hidrométrica se instala en el torrente de Son Xorc para controlar inundaciones en Campos.

El año 2024 traerá consigo la instalación de 19 nuevas estaciones, de las cuales 15 serán meteorológicas y cuatro hidrométricas.

PALMA, 27 Mar.

El torrente de Son Xorc, ubicado en Campos y uno de los afluentes del torrente de Son Catlar, ha sido el lugar elegido este miércoles para la instalación de una estación hidrométrica destinada al control de inundaciones.

Según informó la Conselleria de Presidencia y Administraciones Públicas en un comunicado de prensa, esta infraestructura, desarrollada en colaboración con el Ayuntamiento de Campos, forma parte del Observatorio de Riesgos Naturales y Emergencias de Baleares (RiscBal) y se incluye en un ambicioso plan de despliegue de estaciones para la monitorización continua con el fin de alertar tempranamente sobre los riesgos naturales.

En los próximos años, se pondrá en marcha una red pionera para monitorear en tiempo real los riesgos naturales en las Islas a través de una aplicación móvil, la RiscBal-App, que estará disponible próximamente en las diferentes plataformas de aplicaciones móviles.

La consellera Antònia Maria Estarellas, durante una visita a la instalación, explicó que esta acción es parte de un convenio con RiscBal con el objetivo de "monitorear posibles alertas recibidas en el 112 a través de estaciones meteorológicas como sistema de prevención de riesgos de inundaciones".

El Gobierno tiene la intención de ampliar progresivamente el número de estaciones en todas las islas para contar con datos más precisos y predecibles en caso de riesgos naturales, según añadió la consellera.

Por su parte, la alcaldesa de Campos, Francisca Porquer, aseguró que el municipio nunca escatimará recursos para garantizar la seguridad de los ciudadanos, ya que herramientas como esta permiten alertar rápidamente a la población en caso de inundaciones, como sucedió en 1989.

Porquer destacó la importancia de la instalación de esta estación en un lugar tan sensible como el pla de Campos.

Joan Estrany, director de RiscBal, señaló que la zona donde se instaló la estación es propensa a inundaciones, por lo que fue necesario crear una estructura para medir el caudal del torrente y generar alertas a la población en caso de emergencia.

En total, las Islas cuentan con 80 estaciones de diferentes tipos, distribuidas estratégicamente en puntos críticos, como el torrente de Son Xorc, para medir parámetros hidrométricos, geometeorológicos e hidrometeorológicos y proporcionar información útil en caso de intensas precipitaciones.

Con esta acción, RiscBal suma cinco estaciones de control de inundaciones en la cuenca del torrente de Son Catlar, que complementadas con herramientas de simulación hidrometeorológica, permitirán una predicción más precisa de posibles episodios de inundación en Campos.

Estas estaciones, en colaboración con la Agencia Balear de Digitalización, Ciberseguridad y Telecomunicaciones, brindan información en tiempo real a la Dirección General de Emergencias e interior del Govern para facilitar la toma de decisiones.

Para el año 2024, está prevista la instalación de 19 nuevas estaciones, incluyendo 15 meteorológicas y cuatro hidrométricas, que se ubicarán en puntos críticos destacados en el plan de gestión de emergencias para riesgos de incendios forestales Infobal y también en áreas propensas a inundaciones, como las estaciones de Ca na Calafata (Llucmajor), Massís de Randa y Ciutadella.

Actualmente, las cuatro estaciones hidrométricas en proceso de construcción cubren puntos críticos como los torrentes de Ternelles (Pollença), Solleric (Alaró) o Alcoraia (Montuïri).

RiscBal es resultado de una encomienda de gestión del Govern a la Fundación Universidad-Empresa de Baleares (Fueib) y la Universitat de les Illes Balears (UIB), con el propósito de utilizar el conocimiento científico como base fundamental para respaldar la toma de decisiones en la gestión de emergencias frente a los riesgos naturales en las Islas.