Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Vecinos de Santa Catalina y Es Jonquet exigen a las autoridades que acaben de una vez con la violencia nocturna.

Vecinos de Santa Catalina y Es Jonquet exigen a las autoridades que acaben de una vez con la violencia nocturna.

La Associació Barri Cívic de Santa Catalina y Es Jonquet de Palma ha levantado su voz exigiendo a las autoridades que se enfrenten de manera urgente a la grave situación de violencia nocturna que se vive en estos barrios.

En un comunicado emitido recientemente, los vecinos han expresado su preocupación por las agresiones graves que algunos de ellos sufrieron frente a sus propias casas la madrugada del pasado jueves.

Según han informado, algunos vecinos salieron de sus casas para pedir a un grupo de jóvenes que estaban haciendo ruido y gritando que se callaran. Sin embargo, el ruido continuó hasta altas horas de la madrugada, pasadas las 06.00 horas.

Aproximadamente a esa hora, uno de los vecinos vio a uno de los jóvenes que estaba junto a una discoteca y le pidió nuevamente que guardara silencio.

Los vecinos han explicado que este joven se acercó y le dio un puñetazo en la cara mientras lo amenazaba de muerte. Además, también amenazó a otra persona que intentó ayudar a la víctima.

Ambos tuvieron que huir y refugiarse en el portal de su casa, mientras que el agresor continuó amenazándolos, golpeando la puerta y arrojando una botella. Finalmente, la Policía Nacional llegó al lugar y detuvo al agresor.

El vecino que contó lo sucedido a la Associació Barri Cívic de Santa Catalina y Es Jonquet tuvo que acudir a urgencias del centro de salud y fue trasladado a otro hospital debido a las lesiones que sufrió en la cabeza.

Este tipo de situaciones de violencia nocturna han sido denunciadas reiteradamente por los vecinos de Santa Catalina y Es Jonquet, quienes afirman que no se trata de hechos aislados.

No obstante, los vecinos expresan su preocupación por el aumento de la violencia, que ha pasado de los insultos y amenazas a la agresión física.

En este sentido, han lamentado el grave problema social que enfrentan los barrios del centro de Palma, que va más allá de simples actos de vandalismo esporádicos o excesos durante las noches de fiesta. Según ellos, se trata de episodios de violencia en los que se suceden insultos, peleas y agresiones, como el ocurrido el jueves pasado.

Por lo tanto, los vecinos argumentan que este no es un hecho aislado, sino que está directamente relacionado con los efectos del incumplimiento y la tolerancia de las autoridades hacia el ocio nocturno excesivo y descontrolado, algo que ha estado ocurriendo durante varios años. Aseguran que esto sucede diariamente en barrios como Santa Catalina y Es Jonquet, y se extiende a otras zonas de la ciudad.

Por todo ello, los vecinos hacen un llamado a las autoridades para que enfrenten de una vez por todas esta grave situación y frenen esta tendencia violenta en una ciudad que muchos de sus residentes ya no reconocen.