Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

"Viuda de empresario y colaborador son absueltos de malversación en Cancún"

En una decisión que ha sorprendido a muchos, la Audiencia Provincial de Baleares ha absuelto a la viuda del empresario Javier Cabotá y a un colaborador de las acusaciones de desviar 1,6 millones de euros de negocios inmobiliarios en Cancún. Las acusaciones, que incluían delitos de apropiación indebida y administración desleal, provenían de la Fiscalía y cuatro empresas de Maioris.

Estas empresas, dedicadas al desarrollo de proyectos urbanísticos en Cancún con inversores importantes del sector financiero y turístico, eran utilizadas como "cajas" para las filiales espejo en México. La viuda de Cabotá estaba involucrada como apoderada de algunas entidades, junto a un colaborador de confianza que actuaba como administrador único.

La Fiscalía argumentaba que los acusados habían desviado fondos de las empresas a otras del Grupo Cabotá, en movimientos sin justificación o través de facturaciones dobles. Sin embargo, la Audiencia consideró que no se demostró que tuvieran facultades decisivas en el ámbito societario, sino que seguían instrucciones de Javier Cabotá, quien dirigía la sociedad de facto.

Para el Tribunal, los acusados eran simplemente testaferros que ejecutaban las decisiones de Cabotá, sin capacidad real de decisión. Durante el juicio, la viuda afirmó que solo se dedicaba a cuestiones comerciales por instrucción de su marido, a quien consideraba su jefe.

Por su parte, el colaborador de Cabotá, de 85 años, explicó que su rol como administrador era meramente representativo, ya que estaba jubilado, y que solo firmaba lo que le indicaba Cabotá. El Tribunal también descartó que las transferencias tuvieran objetivos maliciosos, como vaciar las cuentas de las empresas querellantes.