• martes 27 de septiembre del 2022

Yllanes protege las medidas de ahorro energético estatales: "Disponemos encima una crisis garantizada en otoño y también invierno"

img

El conseller advierte que Baleares "está en la región cero del cambio climático"

El vicepresidente niega una reducción en la actividad comercial balear más allá de la guerra y la inflación

Yllanes piensa que la Ley de Memoria Democrática estatal "podría ser mucho más ambiciosa"

PALMA, 15 Ago.

El vicepresidente del Govern y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, protege las medidas de ahorro energético impulsadas por el Gobierno central, pues "en otoño y en invierno" se va a dar "una crisis energética garantizada".

En una entrevista concedida a Europa Press, el vicepresidente enseña que hablamos de cumplir "un deber con la Unión Europea", pues los países del norte van a ser los que padezcan mucho más las secuelas, si bien admite que las medidas van a tener influencia en Baleares.

"Es verdad que es un comercio muy relacionado al turismo que demanda un acompañamiento particular, que es lo que haremos", afirma el conseller, que señala ciertas de estas acciones, como soliciar un "incremento de las ayudas estatales y propias de la red social" o que permanezca "elasticidad en la app de las medidas a fin de que todos y cada uno de los shoppings se logren amoldar a las obligaciones", ejemplariza.

Por otro lado, en relación a la obligatoriedad de apagar las luces de las construcciones públicos desde las 22.00 horas, Yllanes mantiene que es una medida "completamente razonable" y también ironiza con que Baleares tiene "una iluminación pública increíble que va a impedir que las calles se transformen en boca de lobo", en referencia a la oración de la consejera de Cultura de Madrid, Marta Rivera de la Cruz.

"La administración adopta las medidas, no solo por el hecho de que piensa en la crisis climática que poseemos encima, sino más bien por la crisis energética que llega desde otoño y que nos ordena a adoptar estas medidas, que no son agradables de legislar pero sí indispensables", manifiesta.

Con todo, el vicepresidente aclara que nuestro real decreto contempla una secuencia de salvedades, como que los shoppings logren seguir con la iluminación si su horario de actividad se prolonga, por poner un ejemplo, hasta las 00.00 horas, o marchar a 25ºC "por el hecho de que el decreto no está por arriba" de la normativa laboral.

En referencia al cierre de puertas, recuerda además de esto que cualquier medida que ayuda para asegurar que la climatización se queda en el comercio, como por poner un ejemplo las cortinas de aire, es "con perfección admisible".

Por último, el conseller responde a las críticas de la oposición sobre que es un decreto ley improvisado y asegura que "no es legislación improvisada, sino más bien amoldada a las demandas de la UE y por consiguiente completamente precisa y también indispensable".

En afirmaciones a Europa Press, Yllanes alarma asimismo de las secuelas del cambio climático en Baleares, que está en la "región cero".

"Lo afirma la red social científica, el Mediterráneo está en la región cero del cambio climático, se vió estos días con temperaturas poco comunes", lamenta el conseller.

"El cambio climático ahora está generando efecto, desde aquí lo que debemos ser es eficientes en la adaptación, por el hecho de que es realmente difícil revertirlo", sigue el vicepresidente, que apunta además de esto que en territorios limitados, como Baleares, "este cambio de pensamiento energético expone mayores adversidades".

"Nos lo dijeron por activa y por pasiva, o nos ponemos manos a la obra para amoldarnos, o las generaciones venideras van a tener una vida menos cómoda y amable que la que contamos en la actualidad en las Islas", opina.

En este punto, el conseller repasa varios de los instrumentos puestos en marcha para enfrentar el cambio de pensamiento energético en el archipiélago, si bien admite que "todavía quedan muchas cosas por llevar a cabo".

Así, valora haber logrado que las centrales térmicas de Mahón y también Ibiza dejen de abrasar fueloil, "el mucho más contaminante"; ser "vanguardistas" en la producción de hidrógeno verde, que es "el comburente del futuro", o que las Islas sean entre las zonas "que mejor avance tiene de la red de carga de vehículo eléctrico".

Durante la entrevista, hace asimismo referencia a la implantación de renovables en zonas urbanizadas o al hecho de tener el segundo cable de conexión Mallorca-Península, "que va a facilitar la llegada de energías renovables a las Islas".

Entre otras cuestiones, el conseller festeja además de esto los 189 millones de euros que va a recibir Baleares por la parte del Estado para enfrentar estas medidas. "Nunca habíamos tenido un aporte económico de este tamaño, que debemos realizar efectivo a lo largo de 2022 y 2023 hasta finales de 2026", enseña.

"Quedan varias cosas por llevar a cabo, por el hecho de que desgraciadamente al comienzo de la legislatura estamos con una red social a la cola en temas de avance de energías renovables, pero pasamos del 2 por ciento a picos del 20 por ciento de estas energías, con el propósito de que a final del próximo año se llegue al 25 por ciento de energías renovables desarrolladas en Baleares", destaca.

Asimismo, añade que este verano se vive una "temporada turística de récord" acompañada de un "consumo energético récord" que ordena a la necesidad de generar energía y por fuentes no contaminantes. "No deseo decir que el tiempo nos esté dando la razón, pero vivimos un verano inusual con temperaturas difícilmente soportables", sentencia Yllanes.

Preguntado por la situación de hoy y futura del comercio local frente a la guerra en Ucrania y la inflación, el conseller niega que hayan sufrido una reducción en la actividad comercial.

"Por una parte del ámbito compartimos la preocupación, pero no disponemos novedad directa de que se haya producido una reducción de la actividad o que se hayan visto de manera directa damnificados por la inflación", cuenta.

Con todo, resalta que la temporada de hoy es "muy fuerte, si bien es cierto que otoño induce o desplaza alguna preocupación".

En cuanto a la Ley de Memoria Democrática estatal, el conseller cree que era "completamente precisa" y festeja su aprobación, si bien piensa que podría ser "un tanto mucho más ambiciosa".

"Como es lógico los equilibrios de fuerzas conducen a tener que aprobar leyes que no son todo lo ambiciosas que agradaría, pero que indudablemente van a ser un complemento eficiente para la ley que poseemos aquí en Baleares", contempla el vicepresidente.

Así, pone en valor la aprobación del IV Plan de Fosas en las Islas, que "completa la apertura, investigación y restauración de todas y cada una de las fosas documentadas en Baleares susceptibles de intervención, o sea, que no han desaparecido".

Además, incluye alguna novedad, como la intervención en una fosa que no debe ver con la opresión franquista de forma directa, sino más bien con un hecho de guerra, como fue el Desembarco de Bayo, o la intención de documentar novedosas fosas en el archipiélago.

En total, el Govern ha recuperado con estas actuaciones los restos de 220 personas, de las que mucho más de 40 fueron identificadas y 37, devueltas a sus familias. Asimismo, se ha intervenido en 19 fosas, en varias de ellas hasta un par de veces.

"Deseamos detectar a las víctimas, recobrar sus restos y personalizarlos, y devolverlos a sus familiares si hay", concluye Yllanes.

Más información

Yllanes protege las medidas de ahorro energético estatales: "Disponemos encima una crisis garantizada en otoño y también invierno"