Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

El arroz brut, un guiso típico de Mallorca

El arroz brut, un guiso típico de Mallorca

Mallorca es una isla que ofrece una gran variedad gastronómica que se ha ido enriqueciendo con el paso de los años gracias a la influencia de diferentes culturas que han convivido en la isla. Una de las recetas más típicas y arraigadas en la gastronomía mallorquina es el arroz brut.

Este plato se elabora con arroz, carne, verduras y hierbas aromáticas, y se caracteriza por tener una textura cremosa y un sabor intenso que hace las delicias de los paladares más exigentes. Pero, ¿cómo se elabora el arroz brut típico de Mallorca?

La receta varía según la zona y los ingredientes que se tengan a mano, pero en Mallorca el arroz brut se elabora con carne de cerdo, pollo, conejo, butifarra, patatas, pimiento verde, tomate, ajo, perejil, hierbabuena, pimentón dulce y arroz.

La elaboración comienza con la preparación del caldo de carne. La carne se corta en trozos pequeños y se pone a cocer en una olla con agua, sal, una hoja de laurel, una rama de perejil y una de hierbabuena. Se retira la espuma que se va formando en la superficie y se deja cocer durante un par de horas.

Mientras se prepara el caldo, se pelan y cortan en cubos pequeños las patatas y se corta en tiras el pimiento verde. En una paellera amplia se añade aceite y se fríen las patatas hasta que estén doradas. Una vez doradas, se sacan de la paellera y se reservan.

En el mismo aceite se fríe el pimiento verde, el tomate triturado y el ajo picado. Cuando todo está bien sofrito, se añade el arroz y se le da unas vueltas para que absorba todo el sabor. Se espolvorea el pimentón dulce y se añaden las hierbas aromáticas.

Una vez que está todo bien mezclado, se añade el caldo de carne y se remueve todo bien. Se coloca la carne y se deja cocer todo junto durante unos 10 minutos. Después, se añade el sofrito que habíamos reservado y se deja cocer todo durante otros 10-15 minutos.

El arroz brut debe quedar cremoso, por lo que hay que controlar que no se quede sin líquido. Si vemos que se está secando demasiado, podemos añadir un poco más de agua o de caldo de carne.

El arroz brut se sirve caliente y se acompaña normalmente con ensalada verde. Es un plato contundente que reconforta el cuerpo y el alma, ideal para un día de invierno o para recuperar fuerzas después de un largo día de playa.

En resumen, el arroz brut es uno de los platos más representativos de la gastronomía mallorquina. La combinación de arroz, carne, verduras y hierbas aromáticas hacen de este plato un manjar para los paladares más exigentes. A pesar de que cada cocinero tiene su propia técnica y su toque personal, el arroz brut siempre es sinónimo de sabor y tradición. Si visitas Mallorca, no puedes dejar de probar este plato típico de la isla.