Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Exagentes del GAP se desvinculan de acusaciones sobre trato preferencial a negocios de Miguel Pascual en Playa de Palma

Exagentes del GAP se desvinculan de acusaciones sobre trato preferencial a negocios de Miguel Pascual en Playa de Palma

En Palma, el día de hoy, durante el juicio del caso Pabisa, los exagentes del Grupo de Acción Preventiva (GAP) de la Policía Local han rechazado rotundamente las acusaciones de recibir trato de favor por parte del empresario Miguel Pascual en la Playa de Palma.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial ha continuado con el juicio este martes, donde la Fiscalía solicita penas de hasta 50 años de prisión por diversos delitos de prevaricación administrativa y cohecho, como parte de la investigación por corrupción en la Policía Local de Palma.

En el transcurso de la jornada, varios policías han declarado en contra de las acusaciones de la Fiscalía, que los acusa de haber entablado acuerdos con Pascual a cambio de servicios sexuales gratuitos y consumiciones, con el objetivo de brindar seguridad a sus negocios y dejar a la competencia desprotegida.

Los agentes han defendido que los puntos fijos frente a los locales de Pascual eran necesarios debido a las altas tasas de delincuencia en la calle del Jamón, explicando que era un lugar complicado de controlar por la presencia masiva de vendedores ambulantes, prostitutas y carteristas.

Asimismo, han destacado que los puntos fijos eran flexibles y variaban según las circunstancias, como eventos especiales o partidos de fútbol, y han afirmado que no tenían trato de favor con Pascual, a quien algunos ni siquiera reconocían. Además, han mencionado que eran frecuentes los conflictos y disturbios en la zona, lo cual complicaba su labor.

Los policías acusados también han negado haber recibido bebidas gratuitas u otras ventajas en los locales de Pascual, y han expresado su descontento con la actuación del exfiscal Miguel Ángel Subirán durante los interrogatorios.