Implicados en el caso Cursach sentenciados a nueve años por interferencia legal y coacción.

Implicados en el caso Cursach sentenciados a nueve años por interferencia legal y coacción.

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares ha emitido hoy la sentencia del caso Cursach, condenando al juez Manuel Penalva y al fiscal Miguel Ángel Subirán a nueve años y un día de cárcel. Además, se han impuesto penas de inhabilitación especial para empleo y cargo público.

Penalva ha sido condenado por omisión de perseguir un delito de revelación de secretos, obstrucción a la justicia y coacciones. Por su parte, Subirán ha sido condenado por omisión de perseguir un delito de revelación de secretos, obstrucción a la justicia y coacciones.

Además de Penalva y Subirán, también han sido juzgados otros cuatro miembros del Cuerpo Nacional de Policía del Grupo de Blanqueo de Capitales. El inspector jefe José Luis García Reguera ha sido absuelto, mientras que los otros tres han sido condenados por obstrucción a la justicia y coacciones.

La investigación del caso Cursach ha sido larga y ha involucrado a cientos de testigos, entre ellos policías, testigos protegidos, empresarios y periodistas. Durante las sesiones del juicio, se han anulado algunas pruebas presentadas por las acusaciones, incluyendo los hallazgos obtenidos de los teléfonos de los policías en relación al chat 'Sancus' y las filtraciones a los medios.

La Fiscalía Anticorrupción había solicitado penas mucho más altas para Penalva, Subirán y los miembros del Grupo de Blanqueo, pero el tribunal ha decidido imponer penas más bajas y fijar un límite de siete años, seis meses y tres días de prisión.

En resumen, el caso Cursach ha llegado a su fin con condenas para el juez, el fiscal y algunos policías involucrados. Sin embargo, las penas impuestas están por debajo de las peticiones iniciales de la Fiscalía.

Tags

Categoría

Islas Baleares