Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Palomino no se sorprende de que el contacto de Fomento que le remitió a Koldo se haya presentado como Ministerio.

Palomino no se sorprende de que el contacto de Fomento que le remitió a Koldo se haya presentado como Ministerio.

El exdirector general del Servicio de Salud balear, Manuel Palomino, ha defendido la decisión de almacenar las mascarillas adquiridas durante la pandemia, argumentando que también los tanques caducan y no se utilizan en guerras. En su comparecencia en la Comisión de investigación del Parlament, Palomino ha declarado que desconoce quién le puso en contacto con Koldo García para la compra de las mascarillas, señalando que se presentó como Ministerio y no le pareció fuera de lo común.

En una sesión anterior de la Comisión en el Congreso, Palomino admitió que el Ministerio de Fomento les facilitó el contacto con García y la empresa Soluciones de Gestión para la adquisición de las mascarillas por valor de 3,7 millones de euros. Sin embargo, no pudo recordar quién fue la persona que les hizo llegar esa información.

En respuesta a las preguntas del portavoz parlamentario del PSIB, Iago Negueruela, Palomino ha explicado que en el pico de la pandemia, Baleares estaba en desventaja y tuvo que contactar con múltiples empresas para adquirir material sanitario, entre ellas Soluciones de Gestión.

Palomino ha justificado el almacenamiento de las mascarillas como una medida de precaución para cubrir necesidades futuras, alegando que en el contexto de la pandemia era necesario contar con un stock de seguridad. Ante las críticas de la portavoz de Vox, Patricia de las Heras, el exdirector del IbSalut ha comparado la situación con el almacenamiento de tanques que caducan sin llegar a utilizarse en guerras.

De las Heras ha mencionado la supuesta distribución de las mascarillas, a lo que Palomino ha respondido que no tiene constancia de que se llegaran a repartir. Ante la presión de los interrogadores, el exdirector ha afirmado que la decisión de retirar las mascarillas sin distribuirlas fue por prudencia y seguridad en medio de la pandemia.

Finalmente, Palomino ha indicado que cuando dejó su cargo en el IbSalut, no tenía información sobre la distribución de las mascarillas y que no estaba al tanto de su reparto. Ha insistido en que el almacenamiento de material sanitario era una medida preventiva ante la incertidumbre de la situación sanitaria durante la crisis del coronavirus.