Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

UGT rechaza la propuesta de Vox de establecer una Oficina lingüística y afirma que solo el catalán corre el riesgo de desaparecer.

UGT rechaza la propuesta de Vox de establecer una Oficina lingüística y afirma que solo el catalán corre el riesgo de desaparecer.

PALMA, 4 Oct. – El sindicato UGT en Baleares ha expresado su rechazo a la propuesta de la Oficina de Garantía de Libertad Lingüística presentada por Vox, argumentando que solo el catalán está en peligro real de desaparecer y, por lo tanto, es la única lengua que necesita protección.

La organización sindical ha emitido un comunicado en respuesta a la proposición no legislativa presentada por Vox en el Parlament, afirmando que esto marca el "inicio de un hipotético cumplimiento de los pactos que la ultraderecha firmó con el PP". Sin embargo, UGT expresa sorpresa al ver cómo cada parte interpreta ideas contrapuestas de lo acordado. La presidenta del Govern, Marga Prohens, también destacó anteriormente que la propuesta "es de Vox y solo de Vox" y que no se aprobaría en los términos actuales.

UGT lamenta que una vez más se utilice el idioma como elemento de división y confrontación, y subraya que la propuesta de Vox va en contra del Estatut d'Autonomia. El sindicato también enfatiza que "el catalán ya denomina y normaliza las variantes de las lenguas insulares".

"La ultraderecha pone de manifiesto, una vez más, su desprecio por la cultura de esta tierra, de la cual el idioma es el rasgo más representativo. Solo preservando, cuidando y fomentando el idioma se puede evitar su pérdida", señala UGT.

Por lo tanto, el sindicato considera que es populista pretender "hacer leyes para asegurar el derecho de los hispanohablantes a utilizar su lengua cuando, por el contrario, son las personas que hablan catalán las que enfrentan más dificultades para hablar y ser habladas".

UGT expresa su "más profundo rechazo al ataque promovido por la ultraderecha de Vox contra la cultura y el idioma propio de Baleares" y hace un llamamiento a todas las organizaciones, asociaciones, entidades y ciudadanos a actuar al respecto. Además, solicita que cualquier iniciativa que afecte al idioma se realice desde el consenso y no desde posturas dogmáticas y sectarias.