Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Joven enfrenta seis años de prisión por presunta agresión sexual a mujer con discapacidad en Palma

Joven enfrenta seis años de prisión por presunta agresión sexual a mujer con discapacidad en Palma

El juicio se ha suspendido en el caso de un joven de 25 años acusado de agresión sexual a una conocida con discapacidad en Palma, debido a un informe que incrementa el grado de discapacidad de la víctima.

PALMA, 27 Mar.

Un joven de 25 años se enfrenta a una posible condena de seis años de prisión por supuestamente cometer una agresión sexual contra una conocida con discapacidad en Palma, un caso que iba a ser juzgado este miércoles por la Audiencia Provincial de Baleares.

Sin embargo, el juicio se ha pospuesto al admitirse un informe que eleva la valoración del grado de discapacidad de la víctima al 65% como nueva evidencia.

El abogado de la defensa argumentó que el grado de discapacidad cognitiva de la víctima es crucial para evaluar la credibilidad de su testimonio, que es la principal prueba en contra de su cliente. La Fiscalía no se opuso a la suspensión, pero la abogada de la denunciante sí.

Tras deliberar, el Tribunal ha decidido suspender el juicio para permitir a la defensa estudiar la documentación, por lo que el caso queda a la espera de una nueva fecha para el juicio.

El acusado también tiene una discapacidad del 33%, lo que la Fiscalía considera que moderadamente pero no completamente afectó sus capacidades en el momento de los hechos, siendo reconocido con una atenuante. Tanto el acusado como la víctima se conocían por pertenecer a la misma entidad social de atención a la discapacidad intelectual.

El presunto incidente tuvo lugar en septiembre de 2020 en la residencia del acusado, cuando la víctima, emocionalmente afectada por una situación personal, lo visitó. La Fiscalía acusa al joven de haberse aprovechado de las circunstancias para cometer la violación.

Además de la posible condena de prisión, la Fiscalía solicita una orden de alejamiento por 15 años, ocho años de libertad vigilada y una indemnización de 30.000 euros.