Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Madre del bebé muerto en Manacor enviada a prisión por asesinato

Madre del bebé muerto en Manacor enviada a prisión por asesinato

La jueza del Juzgado de Instrucción número 3 de Manacor ha decretado prisión provisional sin fianza para la madre del bebé abandonado y muerto en Portocristo, acusándola de un delito de asesinato.

También ha ordenado la prisión provisional de un segundo implicado, el cuñado de la madre, acusado también de asesinato. Por su parte, la tercera persona detenida ha quedado en libertad provisional con medidas cautelares, incluyendo la retirada de su pasaporte y comparecencias periódicas.

Las tres personas detenidas comparecieron ante los juzgados el pasado lunes tras su arresto por su participación en la muerte de un bebé abandonado en un contenedor.

Cabe destacar que la Policía Nacional informó el domingo pasado del arresto de estas tres personas.

Según la Policía Nacional, el bebé fallecido, abandonado en un contenedor en Porto Cristo (Mallorca), nació en un coche y fue arrojado al contenedor a pesar de encontrarse a menos de 500 metros de un centro hospitalario.

De acuerdo con el relato de la Policía Nacional en Manacor, los hechos ocurrieron el pasado jueves, alrededor de las 17:50 horas, después de recibir varias llamadas de emergencia informando de que habían arrojado a un bebé dentro de un contenedor de basura.

Las fuerzas de seguridad ciudadana de la Policía Nacional y de la Policía Local de Manacor se dirigieron al lugar y encontraron a una recién nacida envuelta en ropa dentro del contenedor.

Una patrulla de la Policía Local trasladó al bebé a un centro hospitalario cercano. Mientras tanto, las patrullas de la Policía Nacional acordonaron la zona, protegieron el lugar y recopilaron testimonios e información sobre lo ocurrido.

El grupo de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de Manacor asumió la investigación, realizando una inspección ocular junto con la Policía Científica y tomando declaraciones de testigos.

Los agentes averiguaron que al lugar habían acudido al menos dos personas en un coche, y que una de ellas había arrojado al bebé dentro del contenedor. En un principio, se creía que al hombre se le había caído la placenta al suelo cuando se acercaba a los contenedores y que arrojó al bebé en un segundo intento.

Después de algunas gestiones, se descubrió que dentro del coche había tres personas, siendo la madre y los tíos de la recién nacida.

Los agentes determinaron que la madre se sintió mal, por lo que dos familiares fueron a recogerla a su casa. Los tres se subieron al coche, donde la mujer dio a luz, y luego se detuvieron junto a unos contenedores, donde el hombre arrojó al bebé dentro, a pesar de que había un hospital a menos de 500 metros de distancia.

La Policía estableció un dispositivo para seguir a los sospechosos y detuvo a la madre la noche del viernes pasado. La mujer presentaba una hemorragia interna y tuvo que ser trasladada en ambulancia a un hospital, donde quedó bajo custodia policial.

Al día siguiente, continuando con el dispositivo, se arrestó a la otra mujer y al hombre, y se encontró el coche esa misma noche. El vehículo fue llevado a las dependencias policiales para realizar una inspección, ya que supuestamente la madre dio a luz en su interior.

A falta de los resultados de la autopsia, la principal hipótesis es que el bebé estaba con vida, debido a que presentaba un traumatismo en la cabeza. Por lo tanto, los detenidos podrían enfrentarse al cargo de asesinato con alevosía.

La Policía ha destacado la colaboración ciudadana y de los facultativos médicos, especialmente el relato de una doctora que alertó a la Policía sobre una mujer sospechosa con la descripción coincidente con la madre del bebé fallecido.