Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

El Govern exige al Estado acciones "inmediatas" contra la llegada de VTC de otras regiones.

El Govern exige al Estado acciones

El Govern balear ha solicitado al Gobierno de España la adopción de medidas estatales "urgentes" para evitar la llegada de vehículos de turismo con conductor (VTC) de otras comunidades autónomas durante la temporada alta en Baleares. La directora general de Movilidad del Ejecutivo balear, Lorena del Valle, trasladó esta preocupación al Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible durante una reunión en Madrid con todas las comunidades autónomas. Esta preocupación surge a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo que ha anulado la limitación de una licencia de VTC por cada 30 de taxi y ha abierto la posibilidad de que las solicitudes de autorizaciones anteriores a septiembre de 2018 realicen un 20% de sus servicios en otras comunidades autónomas.

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) también pone en duda la limitación de la ratio 1/30 establecida en la normativa española en 2018, considerándola contraria a la libertad de establecimiento del Tratado de la UE, a menos que se demuestre que es una medida adecuada y proporcionada en términos medioambientales, de gestión del transporte, tráfico y protección del medio ambiente.

La sentencia del Supremo aclara que la anulación de la negativa a las 1.000 licencias VTC no implica su concesión automática, sino que se deben tramitar nuevamente y la administración debe resolver según la normativa aplicable en el momento de la solicitud, sin aplicar la limitación 1/30.

Las autorizaciones de VTC en cuestión fueron solicitadas antes de la entrada en vigor del Real Decreto de 2018, conocido como Ley Ábalos, que limitó el inicio del recorrido de los vehículos en la comunidad autónoma de su domicilio.

La consellera de Vivienda, Territorio y Movilidad, Marta Vidal, elevará esta preocupación al ministro del ramo, Óscar Puente, a pesar de no haber recibido respuesta a las peticiones de reunión desde noviembre.

El Govern balear ha expresado su compromiso con la movilidad sostenible y ha afirmado que tomará todas las medidas posibles en su ámbito de competencia para regular equilibradamente el servicio de taxi y los VTC, además de evitar un exceso de autorizaciones de VTC que no sean asumibles en el territorio insular. No obstante, han destacado la necesidad de una regulación por parte del Gobierno central dada la situación actual, ya que se trata de solicitudes que están sujetas a procedimientos judiciales anteriores a la entrada en vigor de la ley estatal de 2018.

La Conselleria ha señalado que la sentencia del Supremo refuerza la línea de trabajo del Govern en términos de elaborar una normativa adaptada a las diversas sentencias judiciales y regular las autorizaciones de VTC estableciendo criterios objetivos en materia medioambiental, de gestión del transporte y tráfico, entre otros.

Además, se han propuesto enmiendas a la Ley 4/2014 de transportes terrestres y movilidad sostenible, que buscan mejorar el servicio de taxi y su competitividad, garantizar el servicio en todas las áreas y franjas horarias, y regular las autorizaciones de los VTC, respetando la libertad de empresa.

El Govern considera que es necesario contar con una regulación sólida para las autorizaciones de este tipo de vehículos y evitar un "avalancha" de nuevas licencias de VTC solicitadas, especialmente ante posibles cambios legislativos derivados de distintas sentencias. Entre las medidas propuestas se encuentra la suspensión temporal de la concesión de nuevas licencias de taxi y VTC en Baleares hasta que se apruebe un decreto que establezca los criterios para su otorgamiento.