Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

El sospechoso de iniciar fuegos en Esporles y destruir un vehículo oficial se niega a llegar a un acuerdo.

El sospechoso de iniciar fuegos en Esporles y destruir un vehículo oficial se niega a llegar a un acuerdo.

Fue detenido recientemente tras no comparecer en el juicio que debía celebrarse en octubre.

En un hecho que ha conmocionado a la opinión pública, un ciudadano alemán ha sido detenido por su presunta responsabilidad en varios incendios forestales ocurridos en Esporles, Mallorca, así como por quemar un vehículo oficial de Agentes de Medio Ambiente en 2019. Este individuo, quien no compareció en el juicio que debía realizarse en octubre, fue conducido por la Policía Nacional a una vista en la que no alcanzó un acuerdo con la Fiscalía.

La pena que enfrenta este hombre es de ocho años de cárcel. El mes pasado, cuando no se presentó a la Audiencia para el juicio, se emitió una orden de busca y captura en su contra. Cabe mencionar que en 2022 también se intentó celebrar una vista a la cual el acusado tampoco asistió.

Después de su arresto, el supuesto pirómano pasó alrededor de un año en prisión provisional antes de ser puesto en libertad, bajo la medida cautelar de retirada de pasaporte.

Los incendios que se le atribuyen a este individuo ocurrieron en agosto de 2019. El primero tuvo lugar en un aparcamiento público de Esporles, donde se prendió fuego a los neumáticos delanteros de un vehículo oficial del Cuerpo de Agentes de Medio Ambiente del Govern balear. Además, se pinchó las ruedas del automóvil con un objeto punzante.

Alrededor de la medianoche del 20 de agosto, se inició otro incendio utilizando pastillas de encendido. Este fuego afectó a 7.120 metros cuadrados de terreno forestal, dentro del Parque Natural de la Tramontana, que está clasificado como Área Natural de Especial Interés (ANEI).

El incendio fue finalmente controlado por el Ibanat, los Bomberos de Mallorca, la Policía Local, el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y los agentes forestales de Medio Ambiente.

El 25 de agosto, el presunto pirómano volvió a actuar de forma similar, iniciando tres focos de ignición con pastillas de encendido en parcelas de Esporles. El fuego afectó a 2.000 metros cuadrados de terreno forestal, también clasificado como protegido. El incendio fue controlado con la participación de 40 efectivos del Ibanat, un agente forestal de Medio Ambiente, una patrulla de Policía Local de Esporles y tres agentes del Seprona de Palma.

El individuo fue arrestado el 26 de agosto mientras supuestamente se disponía a iniciar otro incendio en el monte, ya que fue sorprendido llevando consigo útiles para provocar fuego.

Además de estos incidentes, la Guardia Civil también lo relaciona con otro incendio que tuvo lugar detrás de una iglesia en Esporles, el cual solo afectó a 100 metros de pinar gracias a la rápida intervención de los servicios de emergencia. El hombre permaneció en prisión provisional hasta mayo de 2020.

Las autoridades locales están solicitando una indemnización de 7.751 euros para cubrir los gastos de extinción y una compensación adicional de 905 euros para el vehículo dañado del Gobierno balear. La cantidad que el Ayuntamiento de Esporles recibirá como compensación se determinará en el juicio.

Además de la pena de cárcel, la Fiscalía está solicitando una multa de 8.100 euros y que el acusado sufrague los costos de restaurar la zona a su estado anterior, de acuerdo con el proyecto establecido por el Govern balear.

Además de este caso, el acusado también fue detenido por la Policía Nacional en Palma por su presunta implicación en un incendio de vehículos. Gracias a la intervención de los servicios de emergencia, se evitó que muchos automóviles resultaran afectados, aunque otros dos vehículos estacionados en las cercanías sufrieron daños.