Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Un Juzgado de Palma investiga denuncia del PSIB contra Ureña por caso Koldo

Un Juzgado de Palma investiga denuncia del PSIB contra Ureña por caso Koldo

En una decisión judicial en Palma, se han iniciado diligencias previas por la denuncia presentada por el PSIB contra Javier Ureña, director del Servicio de Salud de Baleares (IbSalut), por renunciar a la reclamación a la empresa en el caso Koldo.

El magistrado Antonio Garcías ha aceptado la denuncia del partido socialista por presuntos delitos de prevaricación administrativa, malversación de fondos públicos y tráfico de influencias, según un auto al que ha tenido acceso Europa Press.

La denuncia también afecta a la empresa Soluciones de Gestión y Apoyo Empresarial SL y a su administrador, Íñigo Rotaeche, quien está siendo investigado por la Audiencia Nacional en el caso Koldo. El juez ha remitido las diligencias a la Fiscalía, tal como informó en primicia 'Última hora'.

El PSIB acusa a Ureña de haber orquestado, junto con la presidenta del Govern, Marga Prohens, y el resto del Ejecutivo autonómico, un plan para encubrir la caducidad de la reclamación a la empresa por la calidad de las mascarillas.

Según la denuncia del PSIB, Ureña habría permitido intencionalmente que el expediente caducara "en beneficio claro de la empresa y sus implicados", promoviendo un nuevo expediente de nulidad como distracción.

En las conversaciones de los investigados del caso Koldo se ha revelado que el supuesto líder de la trama, Carlos Cueto, informó a Rotaeche de que Baleares "no continuaría con la reclamación de las mascarillas". La Audiencia Nacional está investigando posibles manipulaciones de Koldo para lograr este resultado.

La disparidad respecto al plazo de tres meses para notificar la reclamación ha sido motivo de disputa entre PP y PSIB en las Islas. El IbSalut argumenta que el plazo legal sería de ocho meses, atribuyendo el error en la referencia a los tres meses a un "error" material. Sin embargo, la administración no respondió a las alegaciones presentadas por la empresa en noviembre.

El caso tomó relevancia en febrero con la detención del ex asesor de José Luis Ábalos, y en marzo, el IbSalut abandonó la reclamación al considerarla inviable debido a un documento anterior que avalaba la calidad del cargamento. Posteriormente, se inició un nuevo expediente para declarar nulo el contrato desde el inicio y recuperar el importe total de 3,7 millones de euros. La empresa ha presentado alegaciones en respuesta, según fuentes del IbSalut.