Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

El TS no considera discriminación lingüística usar 'Baleares' en lugar de 'Balears' en resoluciones judiciales

El TS no considera discriminación lingüística usar 'Baleares' en lugar de 'Balears' en resoluciones judiciales

El Tribunal Supremo ha emitido una sentencia en la que desestima la idea de que el uso de los términos 'Baleares' en lugar de 'Balears' o 'Palma de Mallorca' en vez de 'Palma' en resoluciones judiciales implique menosprecio o discriminación lingüística. Además, descarta que esto sea considerado ilegal, nulo o cause indefensión.

PALMA, 27 Abr.

En el marco de varios recursos del Consell de Formentera, el Tribunal Supremo se ha pronunciado sobre la utilización de la toponimia oficial en un acuerdo del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) y diversas resoluciones derivadas. El Consell impugnó todas las resoluciones en las que se emplearon denominaciones en castellano.

El conflicto se inició con el nombramiento de un juez de paz de Formentera en 2022. Tras un recurso presentado por el Consell, se rectificó el texto para reflejar que el nombramiento correspondía al Consell Insular de Formentera en lugar del Ayuntamiento de Formentera.

La institución isleña no quedó conforme y recurrió el acuerdo del CGPJ por el uso de 'Baleares' en lugar de 'Balears' y por ubicar la sede en 'Palma de Mallorca' en lugar de 'Palma'. Exigió cambiar los términos en catalán en los documentos oficiales.

El Abogado del Estado se opuso argumentando que el uso de toponimia en castellano o catalán no implicaba indefensión. En su sentencia, el Tribunal Supremo reitera que el empleo de denominaciones oficiales es necesario, pero en este caso no se han cometido irregularidades invalidantes.

Los jueces concluyen que llamar 'Islas Baleares' en castellano o 'Palma de Mallorca' no implica menosprecio ni discriminación lingüística, sino simplemente un desajuste terminológico. Condenan al Consell a pagar las costas.

A pesar de que la sentencia del Supremo utiliza nombres en catalán, el Consell solicitó modificaciones para incluir las denominaciones oficiales de la Comunidad y su capital. Sin embargo, el Tribunal rechazó estas pretensiones al considerar que no eran necesarias.